Indicadores económicos
2017-11-22

Dólar (TRM)
$3.001,07
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.516,65
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,72

Estado del tiempo
2017-11-22

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 13:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Iracundias (2)

Del ascensor detenido a mitad de piso rescataron a quien creían estadista galante, convertido en energúmeno.



No se puede culpar de los desafueros del carácter a los días de calor. Una noche helada de neblina espesa, horas después de las campanas de oración de final de día, otro gobernante tuvo su episodio. Eran tiempos en que los impuestos alcanzaban para más necesidades. No como ahora en que el cortejo de automóviles blindados, ambulancias, motocicletas con sirenas, caballería alimentada con grano, tanquetas, violan las reglas del tránsito, consumen la gasolina y pagan una cáfila de cuidadores por alguien a quien una aseguradora seria no le vende pólizas de tres pesos.

El Presidente, con dos amigos, caminaba las pocas cuadras que le faltaban para llegar a palacio. (Los colombianos llaman palacio a la celda del gobernante). Tenía el ánimo exultante de una conversación desinteresada de abundantes whiskys en los sillones confortables y las camas generosas de una matrona discreta que regentaba mujeres limpias. Ejercían su oficio con tanta convicción que los clientes se sentían queridos.

De repente la penumbra densa es rota por fogonazos de magnesio vivo. Los paseantes se detienen. Desconcertados reconocen a quienes les caen encima. Dos periodistas y un fotógrafo de sucesos que hace malabares para enfocar. El Presidente, un hombre de segura alcurnia, los mira y los increpa: Tenía entendido que eran periodistas de política, no sabía que ahora cubrían prostíbulos donde no tienen con qué pagar la entrada.

Y con furia digna le arranca la Kodak de fuelle y lámpara al reportero. Arroja el aparato contra los adoquines mojados y lo pisa y lo patea. Clama por su intimidad. Los periodistas corren como conejos asustados y agradecen que esta noche, el Mandatario que cultivaba otro entretenimiento: la caza, no tuviera su escopeta española de dos cañones, calibre 16.

Por estos días el estado de humor alterado parece el cotidiano. Muchos escucharon, unos con risa, otros con admiración, pocos con vergüenza, los gritos por el teléfono amenazando a un pobre ujier de sótano a quien le decían maricón, ofensa varonil de antes y hoy trato frecuente de muchachos sin lenguaje.

Aún no es posible establecer qué produce el mando en los seres humanos. Las fotografías muestran que la fealdad se posa para siempre en rostros que se parecían a la mayoría y que una vez peregrinaron por los ejercicios del gobierno quedaron en las reseñas lombrosianas. Habrá algunos a quienes no se les advertirá porque la adquirieron antes. Digamos Rajoy: está congelado. Miren a Sarkozy, era enano y hoy la princesa Carla no le borrará el sapo.

En Colombia tuvimos la mala idea de edificar el lugar del mando y el reducto de la vida privada del Presidente en un mismo espacio. Es una perversión. A ese hombre, hasta ahora, o esa mujer se le transforma la vida en una frustración diaria. Los dictadores lo ven a tiempo y por eso mantienen su eternidad con actos de caridad: una limosna generosa, una solución tangible en el momento. Irse a saltar la cuerda con los niños humildes y apadrinarlos.

De pronto la clave: un Obispo de Paraguay, tener hijos en secreto.



*Escritor



rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese