Indicadores económicos
2017-03-28

Dólar (TRM)
$2.913,48
Dólar, Venta
$2.887,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,55
Euro
$3.172,48
UVR, Ayer
$246,88
UVR, Hoy
$247,12
Petróleo
US$47,73

Estado del tiempo
2017-03-28

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:50

Marea max.: 14 cms.

Hora: 23:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 14 a 22 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La botada de Matamoros

Las Fuerzas Militares son, como la Justicia, un bastión que no puede fallar en la consecución de sus fines. Si fallaren, o incurrieren en errores donde los celos de protagonismo rezaguen el honor militar, pierden la respetabilidad que la tradición nacional les dispensa.

Las Fuerzas Militares son un emblema del orden y la seguridad, y su responsabilidad más notable y honrosa es garantizarlos dentro de la Constitución, la ley y la disciplina inherente a su organización y jerarquías.

En los dos últimos años un par de sucesos infortunados de la cúpula militar han dejado un sabor amargo en la opinión nacional: la conjura contra el Almirante Gabriel Arango, finalmente absuelto de los cargos que se le imputaron, y la botada del general Gustavo Matamoros Camacho, luego de que el Ministro y el Almirante Cely desmintieran, en voz alta y en público, algunas discrepancias entre ellos y el decapitado Jefe del Estado Mayor Conjunto, quien se atrevió a soltar verdades que lo enaltecieron a él y dejaron mal a sus ex jefes.

Ni el Ministro Rivera ni Cely negaron que la crisis obedeció a un punto de vista de Matamoros sobre la estrategia de guerra contra la subversión, es decir, sobre la conveniencia de que no se abandonaran los operativos conjuntos que sonados avances produjeron en desarrollo de la política de seguridad democrática. Vistas las cosas así, no hay duda de que Matamoros tenía la razón, pues sería necio negar que la guerrilla ha recuperado buena parte del margen de acción que había perdido por obra de los ataques y contraataques combinados en tierra, mar y aire.

Que se opine y se formulen planteamientos estratégicos en las reuniones del alto mando con convicción y argumentos, serenidad y experiencia en el manejo de tropas, en nada altera el rigor de la disciplina ni vulnera el nivel de los rangos. La deliberación y los diálogos, en cualesquiera de las instancias castrenses, afinan los presupuestos de batalla, y no son el orgullo del más antiguo o el engreimiento del portador del mayor número de estrellas los que consolidan la unidad de mando y las solidaridades que acrecen la moral de los subordinados. Al contrario, rompen la primera y desinflan las segundas.

Por el solo hecho de haberse atrevido a dar su versión, Matamoros dictó una lección de dignidad y coraje. Ya no tenía uniforme ni charreteras, pero le corrían por la sangre el decoro del soldado y los blasones de dos estirpes de generales, honradas ambas con la coronación de unos ascensos refrendados por los méritos propios y la probidad de una conducta recta. El gesto del botado puso en evidencia la precariedad de los motivos que se valoraron de tan mal modo al momento de llamarlo a calificar servicios.

“O Matamoros o yo”, fue la disyuntiva –que trascendió– facturada por el Almirante Cely al Presidente y al Ministro. La vieja y equivocada costumbre de poner al jefe máximo a escoger entre el de arriba y el de abajo cuando éste piensa y cree en la bondad de su pensamiento. Al Comandante le alzaron la mano y el general insumiso cayó en la lona, pero resultó desconcertante que la tesis del caído, la que ocasionó su KO, fuera la misma, sin una coma más ni otra menos, que puso en práctica el jefe del Estado cuando tuvo a su cargo, con tantos trofeos, el Despacho de Defensa.

*Columnista

carvibus@yahoo.es

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

A LA GUERRILLA NO LA HAN

A LA GUERRILLA NO LA HAN PODIDO COMBATIR EN SUS CINCUETA Y TANTOS AÑOS DE EXISTENCIA,ESTA GUERRA PARA QUE TERMINE ES CON EL DIALOGO Y NO CUALQUIER DIALOGO, ES DONDE INTERVENGAN:CAPITALISTAS,LA IGLESIA,ALGUNOS PAISES EUROPEOS,GENERALES(EJERC-POLIC),ORGANI. CIVI. INTERESADA EN LA PAZ, Y LOGICAMENTE LAS PARTES EN CONFLICTO(GUERRI-ESTADO).ESTO NO ES FACIL PERO YA EL PUEBLO ESTA MAMADO DE LA GUERRA.

Es correcto lo que usted

Es correcto lo que usted plantea a migo correcto; yo agrego, el problema es político y, los grandes dirigentes del país han hecho propaganda para hacerlo ver como el problema de la sociedad buena contra un grupo de malos que sólo quieren hacer daño y lo peor es que lo han logrado en las mentes ingenuas, que son las mayorías de éste país. Por el tiempo transcurrido y los recursos empleados; es evidente, que quiens quieren derrotar a la insurgencia; no lo van alograr

MUY BUEN ENFOQUE. SALUDES

MUY BUEN ENFOQUE.
SALUDES

Iniciemos la campaña amigo

Iniciemos la campaña amigo correcto; utilizando todas las TICS, quitemosle el liderazgo en este asunto a quienes hasta ahora se lo hemos delegado, ninguna institución tradicional, saludes!

A los jurstas positivistas

A los jurstas positivistas les manifiesto que este no es un asunto jurídico; aunque también tiene viabilida por esa vía. Sin embargo, este asunto tiene sus raíces es en la filosofía política, más exactamente, en la filosofía del Estado Social De Derecho; La soberanía reside en el pueblo y, las atribuciones que tienen los representantes de autoridad, son relativas porque devienen del pueblo, sólo el pueblo tiene autoridad absoluta en todos los asuntos públicos.

Continuación: En

Continuación: En consecuencia, lo que se debe es, tomar la iniciativa por parte de la sociedad civil, quienes no nos hemos dejado engañar y, presionar a ambos contendores, para una negociación política civilista incruenta y no armada. Este problema debe pasar a manos de la sociedad civil, deslegitimamos al gobierno y Estado, al igual que a la insurgencia para el manejo de éste asunto político del país, a los dos les quedó grande la solución del problema!

la guerrilla sigue intacta

la guerrilla sigue intacta que mataron a reyes ocupa el cargo el que sigue en mando,que matan a jojoy igual quien le sigue, igual a seguido la miseria y cada día peor la corrupción desmedida cada día nace mas jojoy etc. cuantas veces escuchamos que la guerrilla esta para terminarla y de pronto nos sorprenden con un acto terrorista como ellos saben hacerlo sin importar las consecuencia.la fuerza publica persigue al guerrillero que estos tienen tiempo incluso para hacer brigadas sociales.los dineros que se invierten en guerra deben servir para llevar al estado donde la guerrilla hace obras sociales,si no hay dialogo esperemos 50 años de guerra.