Indicadores económicos
2017-06-25

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-25

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 08:00

Marea max.: 27 cms.

Hora: 00:00

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La caridad

Aunque 20 años en la hechura de una sociedad y en la construcción de un país apenas son menos que una burbuja en los tiempos del mundo, sí permiten alguna observación sobre la fugacidad de la vida y las ambiciones de los seres en los días, breves o largos, que les son concedidos.

Fueron tercos los empeños del profesor Restrepo Piedrahíta por argumentar la pertinencia de una corte constitucional en el andamiaje estatal colombiano que concentrara el control especializado y la guarda de la carta política. Apenas la asamblea constituyente le confirió realidad al deseo que impulsó sin desfallecimiento el veterano maestro liberal del Externado de Colombia. Es probable que los constituyentes de esa vez hayan tenido un argumento más de prudente sobrevivencia para confiar la preservación del nuevo estatuto político a un cuerpo capaz de generar interpretaciones acordes al porvenir que se quería abrir, sin los lastres de un pasado casi mezquino.

Como actuamos como somos a ninguno se le ocurrió la justicia que implicaba designar como primer presidente de esa corte constitucional a Restrepo Piedrahíta uno de los pocos fieles guardadores de los ideales truncos del radicalismo liberal y estudioso de los desarrollos del constitucionalismo contemporáneo.

Poco a poco la Corte Constitucional ha dejado una huella significativa. Si hubiera que buscar un concepto que aglutine las más diversas decisiones, tal vez éste sería el de moderar el rígido formalismo colombiano y su tendencia, de conmovedores poetas, a cultivar la forma y frustrar el espíritu, el destino, lo esencial de una norma cualquiera.

Son memorables sentencias como la preparada por el profesor Ciro Angarita cuando fue magistrado sobre el Concordato. O los desarrollos del amparo en temas sensibles para la gente humilde y sin recursos. Por supuesto hay decisiones que si bien se cumplen vale la pena discutirlas. Sería de interés que algunas de las escuelas de Derecho compilen la producción de la Corte en estos 20 años y la organicen por bloques temáticos para ver la posibilidad de señalar líneas jurisprudenciales dominantes, contradicciones, gazapos.

Es posible que tanta actividad de ese tribunal sea consecuencia del estado de injusticia del país. Además los sociólogos y los sicólogos examinarán las incidencias del hábito desdeñable de volver pleito lo que puede arreglarse alrededor de unos amigos, un ron de las islas o un malta del Atlántico o un café de la sierra nevada o de Nariño.

Se observa en los últimos años una encomiable vocación pedagógica de la Corte. Su más reciente manifestación es la sentencia que advierte al transporte público la obligación de admitir mascotas. Es probable que los humanitarios magistrados no hayan subido a un bus al mediodía en Cartagena de Indias o un Transmilenio en el Distrito Capital a cualquier hora. Si los humanos no caben se podrán imaginar un loro suelto dañando el peinado de las señoras y dejando su olorosa cagarruta en la calva masajeada de un relojero. O un perro orinando el pantalón recién planchado del vendedor de seguros. No son temas del alcalde y del administrador de movilidad…

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese