Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La enfermedad de los negocios

Aunque usted no lo crea los negocios también se enferman y si no hay quien conozca las estrategias para reanimarlos en la sala de cuidados intensivos, se mueren.

Los humanos tenemos una naturaleza aún no completamente descifrada y, por tal razón, sus decisiones no se prestan para predicciones seguras. Esa es la causa por la cual la ciencia económica no puede predecir, en el nivel ma-croeconómico, con exactitud, sino como tendencia los fenómenos económicos. Quienes leen la prensa pueden inferir que ningún economista sabe qué va a pasar en el mundo económico. Aún más, se dice que los economistas saben explicar, con acierto, lo que va a suceder cuando ya sucedió. 

Esa incertidumbre es una de las razones por las cuales los negocios y la economía se enferman y los empresarios pueden pasar de la prosperidad y la riqueza a la desdicha y penuria. Igual sucede con los países.

Este preámbulo nos permite plantear el problema: ¿es razón justa y suficiente obrar con el propósito de favorecer a los desposeídos? ¿Hay alguna objeción ética y moral en obtener un provecho o ganancia justa en la prestación del servicio a la salud y de cualquier otro servicio? ¿Los médicos y los demás profesionales no aspiran a obtener un lucro del ejercicio de su profesión?

Preguntémonos, ¿cuál fue el espíritu de la Ley 100? La respuesta no es otra que la de favorecer a la población pobre y vulnerable de estratos 1 y 2, a quienes no atendían por falta  del amparo de algún régimen de aseguramiento. La población desamparada de los estratos mencionados, del régimen subsidiado (R.S) pasó de 23,61% en el año 2000 al 50,59% en el 2008; para este último año las personas afiliadas al R.S fueron de 23.601.000, de las cuales 20.444.684 corresponden a subsidios plenos y 3.156.316 a subsidios parciales. Esta es la razón para que veamos en los hospitales, por ejemplo, el de Bocagrande, a los pobres absolutos con el derecho a que los atiendan.

Antes de la Ley 100 la cobertura del seguro apenas superaba el 20% de la población nacional y el número de personas cubiertas ascendía a 7,5 millones en el ISS. A partir de la Ley 100 el número de personas cubiertas aumentó en 70,2% (5,9% los cotizantes y 202% los beneficiarios); en el 2008 el número de afiliados al Sistema General de Seguridad Social llegó al 89,36%, lo cual significa que cerca de 5 millones están todavía por fuera.

La explicación de los vinculados al sistema que algunos médicos llaman no vinculados se explica por algo de comprensión fácil: son aquellas personas que no hacen parte de ninguno de los dos regímenes del sistema de seguridad en Colombia (R.C y R.S) pero que tienen derecho a recibir servicios de salud en las instituciones públicas o privadas que tengan contratos con el Estado.

Al sistema lo afecta, entre otros aspectos,  la mala gestión, pero la pregunta pertinente es si ella sólo es de las empresas prestadoras de salud o también los profesionales médicos hacen parte de la naturaleza humana o son cuerpos gloriosos exentos de la corrupción de la carne y del espíritu.



*Economista. Docente universitario



algaz@costa.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese