Indicadores económicos
2017-06-27

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-27

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 09:34

Marea max.: 21 cms.

Hora: 01:47

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 18 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La ironía

En el rifirrafe que enfrentó hace unos días a los ex presidentes Ernesto Samper y Álvaro Uribe a propósito del artículo -ya aprobado- que reconoce la existencia en el país de un conflicto armado, me llamó la atención la reacción del segundo cuando el primero hizo uso de una fina ironía de polemista.

Quienes escuchamos la “W” vimos la gradual alteración de ánimo de Uribe y la tranquilidad con que Samper le ofrecía argumentos a favor de dicho decreto, recordando que su aprobación no significaba darle estatus de beligerancia a las guerrillas. Llegó un momento de alta tensión cuando Samper le pidió a su interlocutor que se calmara. “Respire”, le dijo.

Lo que Samper pedía era la calma necesaria para continuar el diálogo, pero lo que Uribe entendió fue algo distinto: que su contradictor no sólo le estaba faltando al respeto (algo que repite cuando le hacen preguntas incómodas) sino que lo estaba enredando en la tela de araña de su ironía. Por supuesto, el diálogo había empezado a calentarse desde hacía rato, mostrando la calma de Samper y una creciente irritación por parte del más irritable caballista que haya conocido el país.

Lo que llamó mi atención no fue la irritación de Uribe. Lo que me desconcertó fue la manera como descalificaba la ironía, esa manifestación superior de la inteligencia humana. La ironía parecía ser otro de los “enemigos” que tanto estigmatizó en su gobierno, razón por la cual se atrevió a decir que la ironía le había hecho mucho daño al país cuando, en verdad, el “daño” sólo se lo estaba haciendo a él.

Independientemente de lo que hayan hecho o dejado de hacer en sus gobiernos, lo cierto es que, en ese debate, vimos el talante liberal de uno y la soberbia autoritaria de otro; la ramplonería verbal y las sutilezas argumentativas; la casi primaria irascibilidad de Uribe y las sutilezas de un Samper que se crecía en el debate a medida que el otro trataba de repetir con torpeza que, antes de él, sólo había existido el diluvio.

No pretendo defender o atacar, al menos en este escrito, los gobiernos de Samper o Uribe. Me interesa destacar el sentido del humor y la flexibilidad del uno y la rigidez casi muscular del otro, poner de presente algo que parece haber salido de la filosofía más sencilla: una persona sin sentido del humor es más proclive a creer que sus actos y palabras son verdades absolutas.

La ironía que nos sirve para relativizar los argumentos del interlocutor, debe ser la misma que nos sirva para aceptar, con un poco de humildad, el tamaño de nuestros errores. Y fue este el punto que desató la ira de Uribe: al saberse incapaz de la ironía, convirtió la ironía del interlocutor en algo dañino para el país.

No era la primera vez que, por un raro mecanismo psicológico, Uribe pretendía convencernos de que él y el país son la misma vaina. “Respire”-el consejo irónico dado por Samper- pudo haber sido respondido con otra sutileza lingüística. Pero Uribe no es amigo de sutilezas sino de asperezas varoniles. Incapacitado como estaba para introducir los matices del humor en la inteligencia del diálogo, no tuvo otra respuesta que la ira.

*Escritor y periodista

salypicante@gmail.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese