Indicadores económicos
2017-12-12

Dólar (TRM)
$3.013,99
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.555,30
UVR, Ayer
$251,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,99

Estado del tiempo
2017-12-12

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:52

Marea max.: 17 cms.

Hora: 08:07

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 05 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2017-12-12

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

3 - 4
Taxis
9 - 0 - [object Object]
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La llaga

El 28 de marzo El Tiempo reveló que las pilatunas del grupo Nule llegaban a la astronómica cifra de $2,5 billones. Este escándalo nos tiene atónitos a los colombianos por su magnitud, ya que ha sobrepasado nuestra capacidad de asombro y porque hemos corroborado con estupor que la corrupción ha inoculado todos los estamentos.

Según el Diccionario de R.A.E, corromper significa alterar y trastrocar la forma de algo; echar a perder, dañar, sobornar a alguien con dadivas o de otra manera; pervertir o viciar. En clave etimológica, se dice que viene de corrupio, derivado de corruptum y significa acción o efecto de corromper o corromperse; alteración o vicio. Un acto de corrupción aislado se presenta en todos los países del mundo. Pero, cuando una nación, como el caso de Colombia, es atravesada diariamente por un estallido de denuncias, noticias e investigaciones por actos de corrupción, que involucran a funcionarios de Estado, a la fuerza pública, al sector privado y a otras personas de las más variadas actividades se habla que padece un estado de corrupción. Muchos opinan que este mal nos viene desde la Colonia.

Se dice que nacimos torcidos. Se aducen como pruebas que Nariño cometió una “indelicadeza” con la Caja de Diezmos de la cual era tesorero; que Santander, trastrocó la fecha de una escritura para apropiarse de la hacienda Hatogrande del cura Pedro Martínez de Bujanda; que Zea se robó parte de los empréstitos que se hicieron a Gran Bretaña en 1822 y que en 1824 Manuel Arrubla y Francisco Montoya al negociar otro empréstito por 6.750.000, el país recibieron sólo 3.622.745 y el resto lo dejaron en la firma acreedora, esta "quebró" y la plata se perdió. Esta “carreta” no la creyó Bolívar, quien dijo una vez que Arrubla y Montoya recibieron parte del “tumbe“. No obstante, después de este berroche en los albores de la república, si omitimos los sobornos, que recibieron algunos traidores para ayudar a facilitar la “separación” de Panamá; los escándalos del gobierno de Pedro Nel Ospina (El reino de la farándula y de la vil trapacería) y los abusos con el erario en la dictadura de Rojas Pinilla, en Colombia, salvo algunas pequeñas “indelicadezas” con el tesoro público, hasta 1970, no hubo grandes actos de corrupción.

De 1970 para acá, el binomio narcotraficantes y corruptos se inoculó en el aparato estatal. A propósito de esto, RH Moreno Durán, dijo una vez, con exageración, que “la clase política colombiana infiltró el narcotráfico y lo corrompió”. El efecto perverso de este binomio fue que el enriquecimiento ilícito, que era vergonzante se volvió exhibicionista y así aparecieron los lujosos apartamentos en París, New York y Dubai, jets privados, cuentas bancarias con millones de dólares en el exterior, Ferraris y otros signos de "prestigio", porque uno de los grandes placeres de los corruptos es el de exhibir sus tesoros de Alí Baba, lo que es una afrenta para la enorme pobreza que padece el pueblo colombiano.

No obstante, el peor daño que ha causado la corrupción es que convirtió al país en una inmensa llaga, con todo lo lacerante y fétido que tienen estas. No en vano, Jorge E Vélez, director de la Supernotariado, le dijo a Santos el 3 de marzo: “Presidente, donde ponemos el dedo sale pus”.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese