Indicadores económicos
2017-06-27

Dólar (TRM)
$3.010,68
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.363,83
UVR, Ayer
$251,06
UVR, Hoy
$251,08
Petróleo
US$43,01

Estado del tiempo
2017-06-27

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 09:34

Marea max.: 21 cms.

Hora: 01:47

Dirección viento: Sur

Intensidad viento: 18 a 27 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La mermelada de las regalías

A todos tocará una tostada untada con la mermelada de ese barril de golosinas que son las regalías. Y todos son los congresistas que a medias debaten y en masa aprueban el proyecto de ley que reglamenta el Acto Legislativo que creó el nuevo Sistema General de Regalías.

Eso sí, con las debidas y garantizadas contraprestaciones en partidas del presupuesto billonario que aquellas lograran producir en al menos una década proveniente de la bonanza que el sector minero y energético nacional está en capacidad de causar como “contraprestación económica” por la explotación de recursos no renovables que se adelanten en municipios y departamentos de Colombia.

Si algo grueso ya generó el proyecto que cursa en el Congreso de la República, es que la digestión de la tostada y la mermelada que el ministro Echeverry les dio de sobremesa a los legisladores hizo un efecto devastador: nos devolvió los auxilios parlamentarios como moneda de curso para negociar actos legislativos, leyes y reformas, del interés del Gobierno.

Porque nada distinto de auxilios parlamentarios son la cantidad de partidas locales, regionales, ministeriales, entre otras, que se aprobaron y fondearan con cargo a los billones que producirán las regalías.

Además, serán partidas con destinación especifica, vale decir, para aceitar la maquinaria clientelista de senadores y representantes en sus respectivos cotos electorales, vecindades y empresas afines con su actividad. Y todo, porque la mermelada de las regalías había que repartirla con equidad entre quienes hicieron bien la plana de quitarle a las regiones productoras, que son por cierto las más pobres y atrasadas, los recursos mineros y energéticos no renovables que por derecho y ley les pertenecían.

Cuanto se repartió, que fue dinero público proveniente de las regalías convertible en auxilios parlamentarios, produjo tanta satisfacción en el Gobierno y exultación desbordada en sonrisa al ministro de Hacienda, que en su trámite y aprobación en las correspondientes células legislativas, el almojarife del reino no vio ni oyó nada que pudiera trasuntar contravención ética o legal en el proyecto que renovó los auxilios parlamentarios.

“No vi ningún mico”, proclamó abrumado por la largueza y generosidad de los congresales, con lo cual cuanto quiso decir fue que de esos debió percibir muchos pero que no importaban sus travesuras con tal de que no tumbaran el arbolito de navidad con el cual había obsequiado a quienes legalizaron el reparto alegre de unos recursos que no parecen del todo destinados a combatir las desigualdades y a promover la equidad regional.

Y menos, a procurar la redención integral de la primera infancia; a erradicar la desnutrición y el analfabetismo; a mejorar la infraestructura vial a cargo de las entidades territoriales; a universalizar el servicio de acueducto y alcantarillado, y a ampliar la cobertura y calidad de la educación. Para tan altos y humanos propósitos, es más bien poco el interés del ministro de Hacienda y su concepción ideológica de sociedad, economía y política.

Así las cosas, volvieron los auxilios parlamentarios, las partidas regionales, el trueque Gobierno-Congreso, y otras adehalas con cargo a las regalías.

Ni más… Ni menos.

ENTRE COMILLAS: “Este es el mejor regalo de navidad para el país porque la mermelada se repartirá en toda la tostada”. (Juan Carlos Echeverry, ministro de Hacienda)



*Poeta



elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese