Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

La misma Argentina

Argentina es un fenómeno curioso en el que conviven una opinión pública culta y una clase política inferior.

La coexistencia entre la cultura de la opinión y la dignidad de la política se rompió con la caída de Yrigoyen, y los daños se agravaron con la militarización que copó fondo con el ascenso fulgurante de Perón. De entonces a esta parte, con poquísimos intervalos, todo ha sido inestabilidad y decadencia, golpes de Estado y retornos traumáticos a una democracia desfigurada por los boquetes institucionales.

Desde 1945, dos partidos mayoritarios –el Justicialismo y la Unión Cívica Radical– alternaron con ventaja sobre los demás partidos, y hubo más peronismo que Perón por una evidente sensiblería de los argentinos con los mitos que se inventa. Ahora reapareció esa sensiblería con la muerte de Kirchner, que le transfundió sangre electoral a su señora para que la libido de poder de la pareja recibiera un nuevo aire.  Lupo –apodo del difunto por su parecido con Lupín, el personaje de la historieta– es, pues, el Cid de la Pampa. 

Cristina Fernández, como cónyuge supérstite de Lupo, cumple con desparpajada altivez el papel que cumplió el general Perón desde el día aciago en que expiró la redentora de los descamisados. Si no se casa de nuevo con alguien que merezca sucederla, la mandataria subrogará en su hijo Máximo el comodato vitalicio que anhelaba el finado para rotarse con ella el uso de la Casa Rosada.

Tanto Lupo como Cristina hicieron suya la fórmula que Estanislao del Campo, un payador de ingenio tucumano, facturó como expresión del poderío gaucho: “Carculen como sería/ la mamada que agarré/ que, sin más, me afiguré/ que yo era el mesmo Gobierno/ y más leyes que un infierno/ con la tranca decreté”. Siglo y medio después, a los argentinos no deja de gustarles que el bastón de mando de sus presidentes sea un garrote de tala.

Entre el día en que falleció su marido y las primarias que le despejaron la vía, Cristina cambió de estilo y maniobró con destreza para encauzar la sensiblería post mortem de sus compatriotas. Contrató sus trajes de luto con Alberta Ferreti, dejó de inyectarse bótox en los labios para sonreír mejor y se le disparó el precio del “yuyo maldito” (como ella misma llamó a la soya a raíz de su pelea con los productores). Un bien que le llegó del mal para borrar de un solo cepillazo la entrega de tierras fiscales que la sociedad conyugal recibió en El Calafate a precios de bicoca y con revaluación instantánea. Irónico que es el destino: allí se despaturró el campeador. 

Pero hubo más desmesuras. Un libro de Luis Majul, El Dueño, resume en 456 páginas la maraña de los negocios de Lupo y en 61 páginas más divulga los nombres de los contratistas que le pagaron comisiones de éxito. Fue tan gigantesco el recaudo que tuvo que adulterar su declaración jurada de renta, con la complicidad del jefe de la Administración Federal de Ingresos Públicos, el 23 de abril de 2009, con una justificación genial: “Inconsistencias conceptuales”.

La misma Argentina que braveaba gritando “Putero o ladrón, queremos a Perón”, reelegirá hoy a la Presidente peronista que le sobrevive al bizco que mejor vio a su país para explotarlo a sus anchas superando las mañas y la codicia del caudillo.



*Columnista



carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Realmente lamento la ligereza

Realmente lamento la ligereza y el simplismo que utiliza el autor de ésta nota. Decir como si tal cosa: "Argentina es un fenómeno curioso en el que conviven una opinión pública culta y una clase política inferior"..., es desconocer lisa y llanamente el proceso de democratización vivido en mi país desde 1983, cuando Raúl Alfonsín asumiera la presidencia tras el horror de la dictadura que encabezara el genocida Videla y sus secuaces, como el establishment, la banca internacional y la iglesia católica, entre otras supuestas corporaciones "del bien". Los argentinos no tenemos una opinión pública culta ni una "clase" política inferior, ese es un tema que excede el marco de una columna periodística para poder ser tratado con la seriedad y rigurosidad que corresponde. Incluso el "tono" de la nota me suena irrespetuosa para con mi país, la Argentina, que no somos otra cosa que cerca de 40 millones de ciudadanos. Miguel López Biza, CE E401398

ME PARECE QUE EL SEÑOR CARLOS

ME PARECE QUE EL SEÑOR CARLOS VILLALBA HA HECHO UNA TRANSCRIPCION DE ALGUN LIBRO QUE SE LEYO DE UN AUTOR DE LA OPOSICION PARA HABLAR MAL DE LA GOBERNANTE CRISTINA KIRCHNER, QUE NO ES DE SUS SIMPATIAS. HA HECHO GALA DE SABER DE LA POLITICA EN ARGENTINA PERO SE DESCUBRE QUE HA HECHO UNA COPIA DE LO QUE LEYO, CAYENDO COMO FALSO INTELECTUAL.

Es cierto, en esta ocasión el

Es cierto, en esta ocasión el Dr. Carlos Villalba Bustillo no atinó bien su columna. Mucha agua ha corrido bajo del puente en la política argentina desde Perón hasta el período de Lupo. El pueblo argentino sabe muy bien lo que hace cuando reelige a Cristina.¿Por que el Dr. Bustillo en vez de lanzar diatribas no hace un análisis crítico de la obra de gobierno de Cristina tomando variables macro económicas de los resultados de su política económica para luego compararlas con el promedio latino americano.Como por ejemplo las variables salud, educación, tasa de desempleo, analfabetismo etcétera.

Acabo de avizorar el

Acabo de avizorar el aplastante triunfo de la krichner sobre sus rivales con mas de un 53% de sus rivales que no admite dudas.Muy satisfechos con su gobierno deben sentirse los gauchos cuando la reeligen con esas cifras Debe andar muy bien la argentina con su PIB, con su calidad educativa a nivel básica primaria, básica secundaria y educación superior para que sus estudiantes en los anteriores niveles no salgan a protestar a las calles. A nivel de su comercio exterior deben tener una Balanza Comercial favorable sobre todo con la ayudita que le dio don Alvaro Uribe permitiendole exportar carnes y productos lácteos a Venezuela en el rifi rafe que todos conocemos. De ésta manera no creo en mitos, que el cadáver de su marido fue la fuerza electoral de su reelección, como lo fue el cadáver del Cid Campeador en el triunfo de los españoles sobre los moros.
Cristina no es ninguna Corazón Aquino, simplemente ha sabido gobernar como buena estadista.

para mi concepto, es una

para mi concepto, es una valoracion muy acertada, sobretodo para los que de cerca vivimos dia a dia la realidad argentina. y hacer una critica de esta indole implica por lo menos horas de estudio o en su defecto vivir de cerca. una critica que en colombia tal vez hoy dia se dudaria en hacer... sacar los trapitos al sol de todos los desfalcos supermillonarios que los kirchner vienen haciendo en todos estos años, tantos que en en dos periodos de gobierno multiplico por 10 su fortuna inicial, presiono la devaluacion del peso para generar ganacias luego de la compra de 1 millon de dolares... acallando a los mas pobres con subsidios que degeneran en la vagancia de la mayoria que los reciben. a pesar de vivir aun de la decada de oro q hace decadas paso año tras año se denota un sutil declive reflejado en la devaluacion diaria del peso, paros diarios en capital, y la pobreza de la mayoria de las provincias... una sensacion previa al 5-0