Indicadores económicos
2017-07-20

Dólar (TRM)
$3.010,00
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,54
Euro
$3.471,43
UVR, Ayer
$251,52
UVR, Hoy
$251,53
Petróleo
US$47,12

Estado del tiempo
2017-07-20

marea

Marea min.: -16 cms.

Hora: 13:19

Marea max.: 30 cms.

Hora: 21:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La muchacha de Modigliani

No hay duda de que soy yo.



Tiene mi misma mirada, sus pómulos y el grueso de sus caderas son los míos; sus senos macizos y alabastrinos parecen copiados de los míos; el sexo cubierto de musgo negro y brillante, es el mismo musgo que tocan las manos de prestidigitador del amante que me tumba en un sendero del Central Park, camino al MoMA, en vísperas de un invierno que empieza a desalojar el otoño de los árboles y a mudar los pájaros.

La muchacha busca con su mirada encendida los pliegues de las nalgas, el borde de los senos redondos y abultados, el promontorio celestial que emerge de entre sus piernas y ya no le queda ningún asomo de duda: es ella la muchacha que yace plácidamente en el ala izquierda del museo, entre guardias que vigilan desprevenidos y alucinadas criaturas de Dalí emergiendo del subterráneo del inconsciente.

Incluso, ese único cuello corto y perfecto que pintó Modigliani, es el suyo. Y esos labios, entre delgados y carnosos, que entreabren sus comisuras con un asomo de sonrisa, son los suyos; los reconoce por su forma de capullo del alba al abrirse que el artista captó con tanta nitidez y luminosidad.

Cuando ha comprobado que es ella, quiere gritarlo para que todas las miradas se devuelvan sobre su figura. O decir en secreto a cada uno de los que están ahí parados, frente a aquel poema del cuerpo desnudo, que ella es la misma muchacha que los ve pasar lascivos desde su placidez de odalisca. O de Venus en actitud de entrega al dios de la carne.

Que no es otra, la que ahora deambula por la sala expresionista del segundo piso y respira entrecortada mientras piensa en el jugador de manos que una hora antes, en un atajo del Central Park, le hizo un sortilegio que la cautivo hasta el delirio; que es la misma muchacha de Modigliani que cuelga en la pared; que esos ojos redondos y grandes de aceituna, que ahora quieren salirse del cuadro, son sus ojos contemplando al “poeta de la mirada”; devolviéndole su mirada de la luz y del instante.

Que nada ha cambiado desde aquella tarde azul de enero en la que Amadeo Clemente la hizo suya en un caballete de Montmartre, entre los olores agrestes y sensuales de la trementina, poemas inconclusos y las magras raciones de pan y vino cambiadas al tendero por el boceto del día.

O por el cuadro de la próxima semana, en el que estallaba siempre la luz mediterránea del momento y un trazo firme que le confería el volumen perfecto a la sensualidad de aquel cuerpo suyo que ahora colgaba melancólico y tibio entre la bruma de un invierno que aún no agredía ni ahuyentaba a quienes llegaban de lejanos parajes a contemplarla.

Otra vez es enero.

Y como aquella tarde que posó para la pintura que ahora tiene al frente, la muchacha de Modigliani deja escapar un sollozo y se le inundan los ojos de una agua oscura como el fondo de la tela en la que por última vez, y para siempre, Amadeo dejó plasmado su trazo grueso y melancólico.

Y ella, aquellos labios rojos de capullo de alba y unos senos carnosos y rosados que fueron la postrer mirada de su amante; el último destello de luz de aquel enero que se volvió octubre y ahora es un invierno que empieza a desalojar el otoño y a mudar los pájaros.



*Poeta, escritor y periodista



elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese