Indicadores económicos
2017-06-23

Dólar (TRM)
$3.035,83
Dólar, Venta
$2.910,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.390,71
UVR, Ayer
$251,04
UVR, Hoy
$251,06
Petróleo
US$42,74

Estado del tiempo
2017-06-23

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 06:11

Marea max.: 29 cms.

Hora: 23:08

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 34 ºC

Pico y placa
2017-06-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La mujer justa

“La mujer justa” es una novela de alto contenido psicológico escrita por Sándor Márai, en la que se ve reflejada su vida: se lee de un tirón.

El argumento es muy sencillo: el protagonista masculino, se casa, huyendo de un amor prohibido, con una mujer que lo adora. Se separan cuando su esposa descubre en la billetera de él, un recuerdo del sentimiento amoroso del que huía cuando se casaron, que entonces se materializa en su segundo matrimonio. Tras su segunda separación al descubrir que está siendo robado, manipulado y explotado, se encierra en su soledad, mientras su segunda esposa se gasta lo robado sosteniendo a un baterista de un conjunto de jazz, en Roma. Puro Corín Tellado. No obstante el argumento no es importante como las reflexiones que conforman el libro.
Márai nació en 1900 en Kassa, una pequeña ciudad húngara que hoy pertenece a Eslovaquia, y fue considerado en su época, uno de los escritores más importantes de la literatura centroeuropea. Se quitó la vida en 1989 en San Diego California, EUA, país al que emigró en 1948.
El libro está dividido en tres partes. La primera está narrado en primera persona por su primera esposa, dejándonos ver los sentimientos que la atormentan al sentir que su fiel y responsable esposo, tiene en su mente a otra, que le impide entregársele por completo; y la tarea fiscalizadora que emprende hasta descubrirlo acabando con el matrimonio.
En la segunda parte, narra el marido, los sentimientos hacia ese amor prohibido; cómo nació, cómo se materializó, y cómo acabó. Y la tercera, son las reflexiones de esta segunda esposa, Judith, sobre la relación con él, que en tono de perorata narra a su amante del momento, un baterista en quien se gasta lo robado al anterior. Es tal vez la parte más interesante y sensible de todo este libro, que más que drama, tiene reflexiones profundas sobre el amor, la vida aburguesada, la manipulación, el engaño, el odio, la pobreza, y la guerra, entre muchas más. Algunas de ellas a continuación.
Estaba convencido –escribe Márai- que la razón era una de las fuerzas que mueven el mundo, como la luz, la electricidad el magnetismo. Y de que el hombre, con esa fuerza, podía dominar el mundo. Y al final tuvo que aceptar que la razón no vale nada porque los instintos son más fuertes que la razón.
En la eterna y aburrida guerra de los sexos –en la que a pesar de todo nunca nos cansamos de luchar- llega el momento en que el hombre es el más fuerte porque ya no lo atormenta el deseo como antes, no lo empuja a dar pasos en falso. Ya no es su cuerpo el que manda, es él quien manda en su cuerpo.
La cultura es cuando una persona… o un pueblo… se colma de una alegría inmensa. Dicen que los griegos eran cultos… no lo sé. El griego que yo conocí en Londres desde luego no lo era. Su gran preocupación era el dinero y lo que se podía comprar con él, acciones, cuadros antiguos, mujeres. Pero dicen que hubo una época en que los griegos fueron cultos porque todos sabían alegrarse…Hasta los alfareros, que hacían esas pequeñas figuras, y los comerciantes de aceite, y el pueblo, y los soldados, y los sabios que discutían en la plaza del mercado de lo que era bello o era correcto. ¡Imagínate, un pueblo que vive con alegría! Y esa alegría es la cultura.

*Ing. Electrónico, MBA, pensionado Electricaribe

myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese