Indicadores económicos
2017-08-16

Dólar (TRM)
$2.974,70
Dólar, Venta
$2.810,00
Dólar, Compra
$2.650,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.493,48
UVR, Ayer
$251,76
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$47,55

Estado del tiempo
2017-08-16

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 11:33

Marea max.: 29 cms.

Hora: 19:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-08-16

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La paz

La paz es un anhelo universal. Empieza con querer estar en paz consigo mismo, con la conciencia, los más cercanos, los demás,  vivir en comunidad en paz, paz entre los pueblos, vivir en armonía, entendimiento, solidaridad y amor.

La paz proviene de Dios y la encontramos al actualizar su amor en cada instante, cumpliendo su voluntad y sus leyes de amor.

La paz no es la ausencia de desacuerdos, sino vivir respetándose y apoyándose mutuamente con amor, entregando lo mejor de sí mismo, en armonía con las leyes naturales y divinas, buscando el perfeccionamiento personal y comunitario.

La paz es una promesa de Dios como fruto de la justicia y del amor. En las lecturas de hoy *San Pablo nos ofrece pautas para la paz:  “que dejemos toda preocupación, que vivamos con un corazón agradecido a Dios y Dios custodiará nuestros pensamientos y corazones en Cristo Jesús. Que llenemos nuestra vida con lo que sea puro, verdadero, noble, amable, digno de admiración, virtuoso y lo pongamos por obra y el Dios de la paz estará con nosotros”.

Solemos vivir preocupados, con estrés, ansiedad y agobio, porque no somos diligentes o porque no vivimos armoniosamente con los demás o porque no ponemos nuestra confianza y fe en Dios respecto a lo que no podemos resolver.

Cambiemos la “preocupación” por la “ocupación” y la “gratitud”, hagamos lo que podamos con empeño, con un corazón agradecido a Dios, tomando conciencia de las  alternativas, bendiciones, cosas positivas de las que está rodeada nuestra vida, especialmente poder crecer, trabajar, construir, perdonar,  amar y servir.

Podemos llenar la mente y el corazón de optimismo, enfocándonos en crecer en virtudes y valores, en medio de las realidades personales, familiares, laborales o sociales que nos corresponda vivir, enfocándonos en la comunión con Dios, para, unidos a Él, poder rendir frutos de paz.

Isaías* menciona una viña labrada con el mayor cuidado, en la que su dueño puso todo su amor, le dio todos los elementos para que produjera frutos dulces, pero  produjo frutos que nunca maduraron. En el evangelio, los administradores de la viña no quisieron entregar sus frutos a su dueño y mataron a sus enviados e incluso a su hijo. A pesar de que Dios nos ha dado todos los elementos de salvación, no hemos sabido responderle con los frutos apropiados de construir una sociedad justa y en paz, en la que, injertados en Jesucristo, nos amemos unos a otros, nos perdonemos de corazón y trabajemos con empeño por el bien de todos.

Somos administradores de la viña de Dios, es a Él que tenemos que responderle con el desarrollo de nuestros talentos y con el aprovechamiento positivo de cualquier circunstancia de la vida personal, familiar, laboral o social, para vivirla en comunión con Él y en armonía con los demás. El día en que libremente le demos el corazón a Dios, Él podrá obrar en nosotros y generar frutos positivos de paz y amor. María es la Reina de la Paz porque entregó su corazón completamente a Dios para realizar su voluntad. Unámonos a ella con el Santo Rosario, por la paz del mundo.



*Is 5, 1-7; Sal 79; Fil 4, 6-9; Mt 21, 33-43



*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.



judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese