Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La Planta de Almidones que no cuajó

No obstante los promisorios augurios que esta inversión produjo, hay que decir con pena que muy temprano pasó a ser otra más en el inventario de frustraciones en las cuales han vivido los sucreños largos periodos de su historia.

Mientras Córdoba y su capital Montería se llenaron de obras de diversa utilidad y proyección en los ocho años de mandato del Presidente Álvaro Uribe Vélez, esta de la Planta de Almidones de Sucre fue la única, en tan prolongado periodo, que el aludido mandatario dejó a sus compatriotas de estas feraces tierras de la yuca y el ganado.

A lo mejor, muchas más obras pudo haber dejado Uribe si los sucreños, tanto sus amigos políticos como personales y asociados, hubiesen, como los cordobeses y monterianos, pedido más y para el colectivo en general. Y no exclusivamente para la satisfacción de su particular y propio interés.

Pero son tan precarios unos y otros que hasta para pedir una obra al Presidente de la República, que en efecto pudiese contribuir al desarrollo y progreso de su tierra, primero miran qué tanto esfuerzo físico y mental demanda, qué beneficios puede dejarles en contante y sonante y cómo van a ir en las utilidades y ganancias que la misma pueda redituar.

De ese tamaño, sucreños y sucreñas, se tasa, mide y ejecuta la planeación, el desarrollo, crecimiento y progreso de una región que debería ser diferente de lo que hoy es, representa y significa en diferentes ámbitos.

Y es que ni siquiera la Planta de Almidones de Sucre, viene a saberse ahora, fue una petición que haya surgido de la dirigencia sucreña, política o gremial, y sí de la repartidera de cualquier cosa que en los consejos comunitarios solía acometer Uribe en trance de campaña por su reelección indefinida, con tan mala suerte que ni el almidón cuajó para comenzar a pegar el desarrollo de la agroindustria sucreña, ni los consejos comunitarios alcanzaron para hacer lo mismo con su promotor en el solio de Bolívar.

¡Qué precariedad!

A estas alturas, y por si los sucreños no lo saben, la llevada y traída Planta de Almidones de Sucre que, según palabras del ministro que vino a inaugurarla, sería “un aporte para la investigación aplicada, la generación de conocimiento y el desarrollo económico y social del país”, ya no existe.

Y si lo contrario, cuanto hoy se ve es apenas la moderna infraestructura y la maquinaria y la nómina, porque ni las 200 toneladas diarias de yuca que requiere ni las 45 toneladas diarias de producción de almidones que coparían buena parte de la demanda nacional ni los 70 empleos directos ni los 1.000 para los productores del sector rural ni los 32 mil indirectos ni las 3.000 hectáreas sembradas, existen.

¡Qué precariedad!

Ni investigación aplicada, ni generación de conocimiento, ni desarrollo económico y social. Nada distinto de otra más en su larga cadena de frustraciones y precariedades, le dejó en el corto tiempo de dos años la Planta de Almidones que le tocó a Sucre en el sopor de un consejo comunitario de los de Uribe.

Entre tanto, ¿con cuántos sucreños contamos para armar un equipo y construir un proyecto que devuelva a la vida productiva la Planta de Almidones de Sucre?

*Poeta

elversionista@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese