Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

La planta mágica

En días pasados un presentador de noticias de un noticiero de televisión emblemático nos demostró cómo se había “negociado” en Colombia con la famosa Bienestarina, alimento que nutrió a nueve millones de colombianos de escasos recursos, que sustituían la leche del tetero por una “proteína que crece en las plantas”: la soya.



Se descubrió que una colada de Bienestarina, cuyo principal componente era la soya, sustituía y superaba con creces los beneficios de la proteína animal. Sin embargo, una investigación periodística profunda y valiente, acaba de descubrir que al alimento mágico no se le hizo durante todos estos años el control de calidad pertinente, y se le agregaban preservativos nocivos para el organismo, sin reseñarlos en la papeleta del empaque del producto.

Quienes han realizado la infamia de “negociar” con esta leguminosa de origen asiático que tantos beneficios aportaba a la salud de los niños desnutridos de Colombia, merecen una sanción ejemplarizante, pues la desnutrición de nuestros niños genera unas secuelas muy graves en su desarrollo, desde un bajo rendimiento escolar, a la vulnerabilidad para contraer enfermedades infecciosas que producen entre otras, diarrea y vómito, dos síntomas que conducen a la mortalidad infantil.

Los primeros que descubrieron las propiedades maravillosas de la soya para alimentar a la población garantizando los nutrientes necesarios para vivir, fueron los chinos y los egipcios que supieron ver, desde 1500 A.C., que la leguminosa aportaba entre una cantidad mágica de componentes para preservar la salud. Ya que la Soya contiene 40% de proteína, 18% de grasa, 15% de carbohidratos, 15% de fibra y 12% de humedad. En estos países no solo la utilizan como colada, sino como sustituto de la carne. O mejor dicho, decían ellos que era la “carne que crecía en las plantas”, y dado su costo bajo era asequible para toda la población.

Quien les escribe estas líneas es testigo fiel de que esto es así. Mi hijo Juan Manuel sufría de cólicos terribles desde su nacimiento y ningún pediatra daba con el chiste, hasta que una doctora en Bogotá le diagnosticó “alergia a la leche” en una época en que eso no se presentaba de manera generalizada en los niños. Esto me obligó a recurrir a los restaurantes vegetarianos para prepararle los teteros con colada de soya y panela, y se convirtió en un bebé sano, rozagante y fuerte que nunca se enfermaba y que hoy es el nieto más alto y corpulento de toda la familia extensa.

Por eso sé de lo que estoy hablando. La ignorancia, que suele ser muy atrevida, llevaba a muchas personas a creer que yo era tacaña porque no criaba a mi hijo con leche de vaca, sino con una comida propia de los vegetarianos pobres, detrás de la cual escondía mi “hipismo” trasnochado. Pero el cultivo de soya en América data desde 1804 y, especialmente los mexicanos, lo utilizan como remedio para la diabetes, el hígado y el riñón.

Ante la noticia de la adulteración de la Bienestarina, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar debería promover una campaña para que la población colombiana cultive la soya y la consuma de manera directa, para evitar que los corruptos hagan negocio con la desnutrición de nuestros niños, que son lo más sagrado que tenemos.



*Directora Unicarta



saramarcelabozzi@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Me da pena con la Dra Bozzi

Me da pena con la Dra Bozzi que debe estar mal informada, pero el hecho es que las proteinas tienen un constituyente primario que son los aminoacidos y a menos que se haya descubierto un nuevo aminoacido desde que yo vi bioquimica, ninguna proteina vegetal tiene los mismos aminoacidos que una proteina animal, además es un crimen que a los mas pobre se les niegue la leche y se les de una harina de discutible valor para el crecimiento del cerebro de un niño

Quiero felictar a la Dra

Quiero felictar a la Dra Bozzi por este gran articulo y al contertulio SURFER quiero decirle lo sgte: la lactosa o leche de vaca es un disacarido ,compuesto por dos azucares , glucosa y galactosa, para ella ser digerida y absorvida por el organismo, debe existir una enzima que se llama LACTASA y que se forma en el intestino delgado, la ausencia de esta enzima hace que los seres humanos sufran como el hijo de la Dra Bozzi, colicos , flatulencias y diarrea, por eso se toma la administracion de leche de soya para evitar todos estos males, pero como es un VEGETAL que contiene un alto contenido de nutrientes, como lo explica la Dra, proteinas, glucosa, grasa y en fin , es un buen aporte nutritivo para el ser humano, ahora es cierto que los chinos la utilizan como fuente alimenticia, y quiero que sepa que estos siempre han dicho "LA LECHE DE VACA ES PARA EL TERNERO "...GRACIAS.

Esa explicación sobra para

Esa explicación sobra para alguien que conoce la bioquimica...

Ella habla de los

Ella habla de los inescrupulosos que alteraron la bienestarina, por otra parte no dice en ninguna parte que no comamos carne, que pelea tan boba de estos dos solo para que vean que ellos saben de bioquimica.

Otro asunto es el de la

Otro asunto es el de la intolerancia a la lactos y hay gente que se puede dar el lujo de prescindir de la leche pues en la mesa hay carne, pero para los pobres de este pais ese es un problema menor cuando a duras penas pueden poner carbohidratos como unico alimento y de donde va a salir la proteina animal para ayudar a construir los tejidos y el cerebro de un bebe. Insisto en que es un crimen negarle la leche a los pobres condenando a sus hijos a crecer descerebrados. Y me importa un bledo que los ricos se deshagan en flatulencias