Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

La pobreza es ausencia de felicidad

Tuve el privilegio de conocer a un ser humano impactante: el prestigioso científico colombiano Raúl Cuero, quien visitó la ciudad, invitado por la UTB para impartir la conferencia de la cátedra inaugural del primer semestre de 2012.



Trabaja para la NASA, institución que lo galardonó en el 2007 con el premio Tech Brief Award por una de sus patentes. No tendría nada de raro que nos sorprendiera alguna vez con un premio Nobel para Colombia, esta vez en el campo de la microbiología.

Lo primero que destaca es su enorme figura: mide 1,95 mts. Pero ésta se ve disminuida cuando empieza a hablar, ya que la supera su formidable estatura intelectual y humanista. Se expresa con sencillez y discreción sobre su pasado, sus logros y sus sueños. Se define como un creador y un triunfador. No un exitoso ya que para él, hay una sutil diferencia entre éxito y triunfo. Éste, dice, se logra con observación, estudio, dedicación, mente abierta y sobre todo disfrutando al máximo el proceso creativo. El éxito en cambio, tiene que ver más con logros efímeros, que en la mayoría de los casos se tiende a medir con beneficios económicos.

Con mucho humor cuenta que en su niñez nunca supo que era pobre puesto que en su natal Buenaventura, todos eran iguales y felices. Descubrió que era pobre tan sólo cuando llegó a Cali en su adolescencia. Dice que fue allí donde vio por primera vez un negro triste. No habla con amargura ni resentimiento de su niñez, por el contrario afirma con gran lucidez que tuvo la fortuna de la escasez, ya que gracias a ella hubo de entretenerse con cosas aparentemente intrascendentes como el comportamiento de las cucarachas y los lagartos. Sus padres eran iletrados y al no tener conocimientos para darle respuestas, debía mitigar su insaciable curiosidad encontrándolas por sí mismo. Desde muy niño pasaba horas observando la línea del horizonte en el mar pensando con gran interés cómo sería cruzarla y ver qué había del otro lado.

Hoy, además de su destacado trabajo en la NASA y de ser profesor distinguido de la Universidad Texas A&M, trabaja con jóvenes creadores en los parques de la creatividad que ha establecido en cinco países, Colombia entre ellos, inculcándoles el gusto por la investigación y por el proceso de aprendizaje. Al mismo tiempo los estimula a ser seres integrales poseedores de un conocimiento multidisciplinario y verdaderamente humanista. Les dice claramente que no esperen que el colegio o la universidad les enseñen todo, deben complementar por sí mismos lo recibido, a través del estudio de la literatura y de la historia de la humanidad en general. Cuenta que a pesar de que goza de buenos ingresos económicos procura vivir con austeridad, porque recalca: lo importante es ser, no tener.

Sorprende repitiendo hasta la saciedad que la educación en Colombia no es mala sino mal utilizada. Es decir, los objetivos que persigue no son los correctos. No hay que estudiar para pasar unas materias, obtener un cartón y un puesto de trabajo. Se debe inculcar el deseo y el gusto por aprender para convertirse en seres creativos capaces de mejorar el mundo.

Raúl Cuero es un inspirador que ha demostrado con hechos lo que expone. Recomiendo su libro “De Buenaventura a la NASA”.



*Directora del área de internacionalización de la UTB y Estudiante de literatura de la UNAB



Iliana.restrepo@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Muy buen articulo, yo tambien

Muy buen articulo, yo tambien estuve allí e impresiona la personalidad y sencillez de este Cientifico Colombiano. Al verlo parece mas bien un cuentero, pero ademas de excelente conversador, pasaron 4 horas de conferencia como si fueran 10 minutos, de su boca brota el conocimiento cientifico. Buena por la UTB.

Con ese titulo tan profundo

Con ese titulo tan profundo pensë que escribiria otra cosa, esto dice lo mismo que hace una semana cuando el Cientifico estuvo aqui, no hizo nada dra restrepo.

El que quiere puede y Raúl

El que quiere puede y Raúl Cuero rompió todas las cadenas de la pobreza de su Buenaventura por medio del estudio.
Es un ejemplo para sus semejantes de Cartagena que todo lo quieren sin trabajar ni esforzarse.