Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

La reforma educativa

La palabra reforma, según el diccionario de la Real Academia Española, refiere a una propuesta, proyecto o la realización de una innovación o mejora.

Cuando se trata de re-forma educativa, tendríamos que entenderla como una nueva propuesta o proyecto edu-cativo para innovar y mejorar la educación, concebida como un sistema integrado, con varios niveles y propósitos comunes: el acce-so, la permanencia, la calidad, la pertinencia y  la equidad.

Algunos estudios de Sergio Martinic sobre América Latina reconocen que pese a las re-formas emprendidas y a los recursos inverti-dos en la región, sus resultados distan de lo deseado. En la mayor parte de los países lati-noamericanos, las reformas han tenido difi-cultades y conflictos políticos que afectaron sus diseños y ejecución.

Durante las décadas ochenta y noventa del siglo XX, las reformas estuvieron centradas en una mayor descentralización y autonomía es-colar, nuevos modelos de gestión directiva, sistemas de evaluación; nuevos procesos pe-dagógicos, curriculares y los enfoques cultu-rales que se trasmiten en la escuela. A pesar de estos avances, los países latinoamericanos aún no tienen una educación pública de cali-dad.

Según datos del BID, en la mayoría de los países de la región la educación continúa peor distribuida. En promedio, 94% de los niños pobres de Bolivia, Brasil, Colombia y Perú se matriculan y terminan el primer año de pri-maria. Estos porcentajes no son muy dife-rentes a los de los niños de estratos medios y altos. Pero ya en el quinto año de escolaridad, solo siguen en el sistema 63% de los niños de estratos pobres en los países de América del Sur y un 32% de los de América Central y del Caribe. En noveno, los porcentajes se re-ducen a 15% y 6%, respectivamente. En contraste, en el estrato alto terminan el quinto año 93% y 58% llegan a completar el noveno año.

En los países de la región, la mejoría del rendimiento académico es lenta, sobre todo para los pobres. Las pruebas PISA de 2009 mostraron el bajo rendimiento de los estu-diantes latinoamericanos en las tres áreas que se evalúan: matemáticas, ciencias y lenguaje.  los países de la región están en el tercio infe-rior en todas las materias evaluadas. La mayo-ría de los estudiantes de la región no logró al-canzar los niveles mínimos de habilidades y a pesar de las inversiones realizadas en la re-gión, fueron muy pocos los avances logrados en dicha prueba.

En general, los resultados de las pruebas nacionales (en Colombia, SABER) indican que una proporción importante de los niños que asisten a establecimientos públicos rinden poco o abandonan los estudios sin el conoci-miento o la preparación básica para obtener y conservar un buen empleo y muy pocos lo-gran conseguir el conjunto de competencias, destrezas y cualidades personales exigidas en la sociedad moderna.

Bajo este panorama, la discusión de una reforma educativa en el país es inaplazable. Colombia se enfrenta a unos mitos y realida-des frente a la necesidad de reformar sus sis-temas educativos, no solo en la educación su-perior, sino también en todos los otros nive-les, con miras a mejorar la calidad y pertinen-cia de la educación y convertirla en el vehí-culo de movilidad social que requieren todos los colombianos.



*Profesor UTB



warellan@unitecnologica.edu.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese