Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La salida para el Dique

Sin duda, la crisis producida por el fenómeno de La Niña requiere soluciones técnicas. Estas impedirán que el calentamiento global sobrepase los dos grados centígrados (si se diera sería desastroso para toda la biosfera).



Pero la técnica no lo es todo, ni es lo principal. Galileo Galilei dijo: “la ciencia nos enseña cómo funciona el cielo, pero no nos enseña cómo se va al cielo”. De igual manera, la ciencia nos indica cómo funcionan las cosas, pero por sí misma no puede decirnos si son buenas o malas. Para eso tenemos que recurrir a criterios éticos, a los que la propia práctica científica está sometida. Tres preguntas: ¿Las soluciones técnicas que demanda el Canal del Dique lograrán equilibrar este ecosistema, hecho por el hombre y no pocas veces manoseado por el mismo hombre, en el que los procesos todos están determinados por el agua y donde el agua es un activo para el desarrollo? Cuanto se logre hacer ¿garantizará la vida del Río Magdalena y la vida en el Río Magdalena, sobre todo ahora que el nivel de vida está por debajo del nivel de las aguas? ¿Este canal artificial asimilará las intervenciones que haremos sobre él, o las rechazará?

Pienso que las intervenciones técnicas tienen que adecuarse a un nuevo paradigma de producción menos agresivo, de distribución más equitativa, de consumo responsable y de absorción de los residuos para que no perjudiquen esta arteria hídrica de la que tanto dependen Cartagena y Barranquilla. Para eso necesitamos rescatar lo que la tecnociencia nos quitó: las emociones, los afectos y la sensibilidad. La tecnociencia no sólo las controló y las reprimió sino que además las puso bajo sospecha

Hoy, por fortuna, tanto la mecánica cuántica como la filosofía de la existencia, con Heidegger y Sartre, han hecho posible que la propia ciencia haya superado esta posición reduccionista. Queda demostrado que la objetividad total es una ilusión. En el conocimiento hay siempre intereses del sujeto. Es más, nos convencieron de que la estructura de base del ser humano no es la razón sino el afecto y la sensibilidad.

Hoy es mucho lo que hablamos y conocemos sobre la inteligencia emocional. Ella nos ha aportado que la emoción precede a la razón. Esto se comprende mejor si pensamos que nosotros, los humanos, no somos simplemente animales racionales sino mamíferos racionales. Primero fueron el afecto, el cuidado y la “amorización”. Después fueron la razón abstracta, el concepto y el lenguaje racional.

El gran desafío es dar centralidad a lo que es más ancestral en nosotros: el afecto y la sensibilidad. Nuestra tarea es rescatar el corazón. Allí está nuestro centro, nuestra capacidad de sentir en profundidad, la sede de los afectos y el nicho de los valores. No quiero descartar la razón, todo lo contrario, la tengo que incluir ya que será imprescindible para discernir y priorizar los afectos sin sustituirlos. Hoy, si no amamos esta arteria, sin la cual somos tremendamente vulnerables, no creo que nos podamos salvar. Sin la sensibilidad, la intervención que hagan será insuficiente. Pero una ciencia con conciencia y con sentido ético puede encontrar salidas liberadoras, cargadas de inteligencia y amor.

*Director del Programa de Desarrollo y Paz del Canal del Dique.

ramaca41@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Traduzcame eso por favor.

Traduzcame eso por favor. Quiso decir que adecuemos mejor y hagamosle mantenimiento al canal del dique?

Ideagratis:

Ideagratis:
Es simple,como la irreversibilidad de la mecanica estadistica en la radiacion de la probabilidad sobre la diferenciacion no-lineal,infinitesimal-dimensional.

Exacto

Exacto

Respetado padre; creo que

Respetado padre; creo que algo has leído de Sartre, pero de Heidegger no te creo. Pues criticado, Martin Heidegger por su antihumanismo frente al humanismo de Sartre, en verdad NAda tiene que ver con el canal del Dique. ¿Quería demostrar erudición? Te recomiendo leas Discourse On Thinking. El problema del canal del Dique hay que mirarlo como una subregión, de allí parte la solución. constituido por 19 municipios, 7 en el departamento del Atlántico (Campo de la Cruz, Manatí, Repelón, Santa Lucía, Sabanalarga, Luruaco y Suán de la Trinidad; 11 en Bolívar (Cartagena, Arjona, Arroyo Hondo, Calamar, Mahates, Maríalabaja, San Cristóbal, San Estanislao, Santa Rosa del Lima, Soplaviento y Turbana) y 1 en Sucre (San Onofre). Desde esa mirada comienza la solución, padrecito.

Ah se me olvidaba!!! si se

Ah se me olvidaba!!! si se toman el trabajo de ir a este link: http://www.miradaglobal.com/index.php?option=com_content&view=article&id=619:rescatar-el-corazon&catid=32:ecologia&Itemid=36&lang=es
Van a encontrar un escrito de Leonardo Boff, con un inicio igual. ¡¡¡PADRE!!! ¡¡¡ Por lo menos ponga las entre comillas!!!

Totalmente de acuerdeo, padre

Totalmente de acuerdeo, padre Rafael, pero el problema es que volvemos a quedar en manos de la ciencia para determinar el punto en que los arreglos técnicos no afecten la naturaleza; por ello la apuesta debe ser que en el proceso formativo de nuestros científicos de las ciencias naturales, el componente humanístico y social; deben ser centrales. Científico de ciencias naturales, que no reciba ésta formación, es potencialmente muy peligroso.Claro que el hecho de recibir la formación, no garantiza que actuará en consecuencia, pero tiene mayores posibilidades de hacerlo.

Este tema tan importante para

Este tema tan importante para la región y sobre todo para CARTAGENA como ciudad pujante que es, será abordado, discutido y sobre todo se plantearan posibles soluciones, todo esto sucederá en el marco de las II Jornadas Internacionales de puertos en las cuales Expertos Internacionales nos mostraran las mejores prácticas Mundiales ante temas tan específicos como el tratamiento de nuestro canal Artificial. www jornadasinternacionalesdepuertos com