Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

La tragedia del Japón

En los últimos cinco días la humanidad entera ha seguido con sentimientos de asombro y de miedo la tragedia del Japón. Primero el terremoto y después el tsunami han sido mostrados en la televisión cientos de veces, en todos los noticieros y en programas especiales.

Cada detalle, cada filmación de profesionales y de aficionados, ha permitido que cientos de millones de personas contemplen las escenas escalofriantes en las que la naturaleza hace gala de su inmenso poder destructivo.

Ver el avance de las grandes olas de más de 10 metros de altura, y luego aquel mar de lodo incontenible arrastrando las casas, los carros, los barcos como si fueran juguetes de papel pone de presente la fragilidad de la vida humana, y pese a su vanidad y arrogancia, lo lejos que está de dominar la naturaleza. Esta última, en creciente rebeldía contra la acción bárbara del hombre, destruye todo lo que encuentra a su paso.

Bosques enteros, ríos, páramos se deterioran ante la vista de estadistas, científicos, empresarios, sin que nadie pueda ponerle límites a la estupidez colectiva, que privilegia el consumo y el confort a la misma sobrevivencia de la especie. ¿Acaso no es cierto que familias de 4 personas poseen cuatro carros, y consumen la energía que en otras épocas consumía un barrio entero de cientos de personas? Pero, peor, ¿no es ese el ideal de la felicidad moderna?

Para hablar de nosotros, ¿le importa a alguien que el proyecto inacabable de Transcaribe haya arrasado sin misericordia alguna por los cartageneros con los pocos árboles grandes y viejos que encontró en su trayectoria?

Ayer no más crecía el fantasma de la tragedia de la planta nuclear de Chernobyl en la antigua Unión Soviética. Tres explosiones de los reactores nucleares en el complejo de Fukushima, al norte del Japón, hacían pensar que las posibles consecuencias de un desastre nuclear eran ya más serias de lo que los gobernantes de esta potencia del Oriente estaban informándole al mundo. Toda Europa mira hoy con preocupación creciente el estado de sus plantas nucleares, de modo que ha vuelto a cobrar sentido la pregunta de si los riesgos de semejante invento no son tan grandes como para anular sus beneficios.

Sé que muchos dirán que desastres ha habido en todas las épocas, lo cual es cierto. Pero también lo es que cada vez son más numerosos y más terribles, y las predicciones casi unánimes de los mejores estudiosos es que vamos directo hacía una gran catástrofe. ¿Seremos capaces de cambiar nuestros patrones de vida? ¿Estamos todavía a tiempo?

Nota aparte: El próximo lunes y hasta el miércoles 23 tendrá lugar en el Paraninfo Rafael Núñez de la Universidad de Cartagena el gran seminario internacional, “Equidad, justicia, desarrollo: Afrodescendientes en Latinoamérica”, organizado por el Instituto Internacional de Estudios del Caribe de la Universidad de Cartagena y la Universidad West Indies, de Jamaica, con patrocinio de la institución europea Sephis. Vendrán cerca de 30 conferencistas internacionales, de varias de las más prestigiosas universidades de América y de otros lugares del mundo.

*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.

alfonsomunera55@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese