Indicadores económicos
2017-04-30

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-30

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 10:31

Marea max.: 21 cms.

Hora: 02:37

Dirección viento: Sur suroeste

Intensidad viento: 05 a 25 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-04-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

La verdad sobre el 20 de julio

Los sucesos del 20 de julio de 1810, se produjeron según la historia oficial, debido a que un “chapetón” de malas pulgas, José González Llorente, se negó a prestar un “florero” en un  agasajo que se ofrecería al comisario real, Antonio de Villavicencio, a lo cual agregó “Me cago en Villavicencio y en todos los americanos”.

Este rifirrafe produjo una trifulca que devino en el derrocamiento del Virrey Amar y Borbón.

La verdad es que ante el vacío de poder en España por la invasión de Napoleón, se abrió paso la iniciativa de crear “juntas” de gobierno provisionales que no obedecieran al usurpador francés para que después que pasara el chaparrón bonapartista, regresara al poder el rey Fernando VII. Los criollos, para precipitar la revuelta y tumbar al virrey Amar y  Borbón, a quien tildaban de afrancesado, urdieron un plan en el Observatorio Astronómico, en donde se reunían secretamente, que consistía en provocar un incidente con un español, armar una trifulca y así propiciar un motín y derrocar al mandatario.

Llorente, como se le conoce, era un comerciante gaditano quien llegó a la Nueva Granada en 1779. Inicialmente se estableció en Cartagena, en donde hizo un  buen capital y después viajó a Bogotá, en donde tuvo mucho éxito económico. Este personaje era perfecto para armar un incidente, ya que era español, era rico, (en Colombia, que es “envidiópolis”, esto  es pecado) y era irascible. Esto último era explicable ya que de las resultas de su matrimonio con María Dolores Ponce, además de sus tres hijos, tenía que mantener once cuñadas solteronas que vivían de gorra en su casa.

En cuanto al incidente, hay bastantes pruebas históricas que indican que a Llorente la obra de teatro para precipitar la trifulca le fue fríamente calculada, es más, los conspiradores tenían un plan “B” en caso de que Llorente no se encabritara. Después de los hechos del 20 de Julio, Llorente estuvo preso 4 meses y al salir libre de nuevo abrió su tienda. Más tarde, en un episodio muy propio de la Patria Boba, fue contratado por el Gobierno  como traductor, ya que era la única persona en Bogotá que sabía inglés y podía leer las noticias que traían los periódicos ingleses sobre la guerra de las potencias europeas contra Napoleón, la restauración de Fernando VII y la política europea.

Esta posición privilegiada le permitió a Llorente hacerle llegar a las autoridades españolas información vital sobre el gobierno naciente dirigido por el patriciado criollo, de esta forma se vengó de los ultrajes que recibió el  20 de julio. En 1814, Llorente se fue para Jamaica. Más tarde, en 1816, regresó a Bogotá  y  en 1819 se fue para Cuba, en donde falleció. La vida de Llorente está plagada de datos extravagantes, uno de los cuales es que le dejó la administración de sus bienes a Luis Rubio, uno de los conspiradores del 20 de julio. El “florero” del incidente era en verdad un “Centro de Mesa” y fue donado por el pintor Epifanio Garay al Museo Nacional.

Esta es la pequeña historia del episodio surrealista del 20 de julio, algo que no es sorprendente en un país como Colombia, cuya primera historia fue hecha en verso por Juan de Castellanos.

*Directivo universitario. Miembro de la Academia de la Historia de Cartagena.

menrodster@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese