Indicadores económicos
2017-10-19

Dólar (TRM)
$2.935,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.449,10
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$52,04

Estado del tiempo
2017-10-19

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 03:59

Marea max.: 21 cms.

Hora: 1:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Las críticas a la justicia

Otra sentencia judicial, la condenatoria del general Alfonso Plazas Vega, despierta gran controversia y, de contera, discusión sobre el derecho ciudadano a disentir en alta voz de las decisiones judiciales, de enrostrar sus posibles errores o torcidos juicios, y, en fin, de emitir opinión independiente sobre ellas.



Con impropia altanería, algunos integrantes de la rama judicial rasgan sus vestiduras y proclaman, al orbe entero, que en esta tierra colombiana se ofende la majestad de la justicia y sus operadores son objeto de escarnio y persecución. El eco en otros sectores, políticos y no políticos, proclama que las decisiones de la justicia merecen respeto, con el implícito mensaje de ser inadmisible la crítica, pues toda crítica es ofensa.

Este barullo, envuelve cinismo pero no verdad. Obedecer las sentencias judiciales es algo muy distante de admitirlas como sabias o veraces. Está fuera de discusión que las sentencias judiciales deben cumplirse, como acontece a diario aun con las tutelas inicuas que son obedecidas no obstante que se tenga de cierto que entrañan una defraudación al erario o a particulares, consentida por la justicia y alimentada en veces por la venalidad o el impulso político de ciertos jueces. Colpuertos, Cajanal y la salud, en general, son muestras inconfutables, tanto que la misma justicia ha tenido que condenar a algunos jueces depredadores del fisco, por causa de tales fallos.

Muy distinto que al cumplirlas tengamos que hacer reverencia a la ciencia e imparcialidad de quienes las emiten. Los mayores y más severos críticos de las decisiones judiciales son los propios miembros de la rama judicial. En especial, si tomamos algunas sentencias de la Corte Constitucional palparemos la acrimonia con que algunos magistrados disidentes califican a los mayoritarios que aprueban una decisión. Recordemos que, según la prensa, algún magistrado de esa Corte increpaba a otro de sus compañeros imputándole que tenía prisa en que se declarara exequible la reelección presidencial para ir presuroso a cobrar la paga que el presidente Uribe debía darle. Empero, nunca hemos conocido protestas de la justicia por la acerbidad de sus propios miembros al censurar las sentencias de los otros.

El trámite de los procesos implica el recurso de apelación y, al sustentarlo y decidirlo, toca a litigantes y magistrados analizar la providencia combatida y, en muchas oportunidades, rebatirla, y no siempre en términos apacibles. Es de la vida de la justicia la crítica de sus pronunciamientos.

Y cualquier profesor de derecho nutre sus enseñanzas con el examen y la crítica de los fallos que pretenden constituirse en regla de derecho, porque muchos de ellos son susceptibles de ser tachados de erróneos y, acaso, como verdaderos disparatorios jurídicos.

Los jueces son humanos y sus congéneres no les tenemos que reconocer infalibilidad. Los jueces son autoridades públicas y, como tales, sus actos están sometidos al examen universal. No es de estirpe democrática una rama del poder que pretenda erigirse por encima de los derechos de opinión y expresión de los gobernados.

Por último, el respeto académico y ciudadano se conquista con probidad, labor seria y diligente. Cortes politiqueras, envueltas en escándalos por dudosas conductas, recogen la cosecha que sembraron sus actos: la pérdida de credibilidad ciudadana.

Y, adelante la crítica porque es democrática.



h.hernandez@hernandezypereira.com



*Abogado y catedrático

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

No hay que escribir tan claro

No hay que escribir tan claro para entender a Hector Hernandez Ayazo..-Miren Uds. no pueden quitarnos de nuestras mentes que la declaracion de insconstitucionalidad de la candidatura de Alvaro Uribe Velez fue un trato o contrato con el Magistrado Ponente.-Hoy en dia ya es candidato del Gobierno para Magistrado de la Corte Interamericana de derechos humanos que se reunir'a en Cochabamba(Bolivia).Que nos digan:Respete a la Justicia,respete a los Magistrados,pero eso nos importa,porque es verdad segun los hechos.-

Por nuestros principios y

Por nuestros principios y convicciones,por nuestra Patria y por Cartagena sigamos adelante Hector Hernandez Ayazo.-

¿Cómo así que los fallos de

¿Cómo así que los fallos de la justicia no pueden ser criticados y cuestionados?
Los jueces son personas, son humanos y falibles, tienen intereses y entre ellos mismos hay grandes controversias dentro de un fallo. - De un juzgado a otro corrigen los falos de manera opuesta. Muchos jueces y magistrados son políticos o representan políticos y ya sabemos cómo son y dónde están los políticos por sus actos y conducta.
Todos merecemos respeto, los jueces y magistrados están incluidos, pero de aquí a que no se puedan cuestionar los fallos es una utopía.
¿Cómo así que en una república el Ejecutivo y el Legislativo no puedan controvertir un fallo de la justicia?

ESTO NO LO HA DICHO HECTOR

ESTO NO LO HA DICHO HECTOR hERNANDEZ AYAZO.QUE LOS FALLOS DE JUECES Y MAGISTRADOS NO SE PUEDEN CONTROVERTIR.?.- Que se cumplan una vez ejecutoriadas sus providencias,es otra Cosa.,pero de Respetar e irrespetar es otra cosa tambien.-Lo que tambien es verdad, es que nadie puede pedir respeto ni consideracion para quien no la tiene para con otro.-