Indicadores económicos
2018-05-25

Dólar (TRM)
$2.863,12
Dólar, Venta
$2.746,00
Dólar, Compra
$2.580,00
Café (Libra)
US$1,39
Euro
$3.357,86
UVR, Ayer
$257,92
UVR, Hoy
$257,96
Petróleo
US$78,84

Estado del tiempo
2018-05-25

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 14:04

Marea max.: 18 cms.

Hora: 21:11

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2018-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Las minucias del mando

La verdad es que a los costeños del Caribe lo que nos gusta, son las minucias del mando; las migajas de poder que nos dejan caer de su mesa los epulones centralistas y mandones que sestean su hartazgo allende los cardonales, litorales y sabanales de esta provincia parrandera, sancochera y mamadora de ron, que es como nos identifican por aquellas encumbradas geografías de la nomenklatura.

Y no es que tengan razón en su trato despectivo para con nosotros. Y menos, que una divinidad, aunque así se lo crean, les haya concedido la gracia de la dominación y el sometimiento. Nada de eso o cosa parecida.

Somos nosotros quienes nos hemos procurado ese estigma y la minusvalía que hoy nos hace aparecer como ciudadanos de segunda en las diferentes instancias que conforman la estructura humana, social, política, económica y cultural que constituye la nación colombiana.

Y nosotros, los que hemos legalizado tal dependencia y sometimiento sin chistar; contribuyendo a la formación de instituciones cuyo mayor logro ha sido reproducir y legitimar lazos, vínculos y poderes que hoy se erigen sobre la pérdida de identidad, cultura y valores de quienes conformamos, paradójicamente, la más representativa y homogénea de las regiones que integran la territorialidad nacional.

Y es que cuanto más oneroso y degradante resulta el modelo impuesto por la hegemonía centralista, más vergonzante se muestra la conducta del grupo humano que hemos dado en llamar costeños, sobresaliendo de entre él los políticos. O quienes fungen o, a lo largo de añales han fungido, de abanderados de la región en las corporaciones de origen político.

Porque han sido los políticos, los del siglo pasado y antepasado y los contemporáneos, en los diferentes estadios de la historia republicana, quienes han servido los variados intereses de los grupos de poder del altiplano.

Y ellos, quienes se han prestado indistintamente para transar el poder real de gobernar y administrar por minucias y gabelas de menor cuantía, y en su provecho particular, con las cuales se solazan y sienten servidos en alto grado. Ellos, no su región y el conglomerado humano que la habita.

En tiempos pasados, los honores y dignidades dispensadas por el poder metropolitano constituían el precio del sometimiento, la dependencia y sumisión de nuestros prohombres del Caribe a sus designios, representación e intereses geopolíticos y consolidación de su hegemonía.

En el presente ya no son los honores el precio por el cual se transa la misma e indigna conducta del pasado. Es otro y más efectivo y perturbador: contratos y contratación ilimitada, burocracia media y uno que otro cargo diplomático, porque ni a embajadores alcanzan los costeños, y gabelas al por mayor y detal con cargo a los presupuestos públicos.

Y todo hasta alterar el ethos Caribe y cuajar la mazamorra de la corrupción y sus derivados carruseles, testaferratos y alianzas siniestras entre los diversos agentes y usufructuarios de la mayor fuente de riqueza y criminalidad que haya producido sociedad alguna.

Y a cuya abundante y permanente cosecha medra el poder constituido, que no el constituyente, que en la Costa Caribe han dado en crear, fomentar, consolidar y reproducir grupos sociales, clanes familiares y agencias políticas, para su explotación y lucro incesante.

Y si históricamente no es así, todo cuanto se ha dicho es ¡pura paja! Y que siga el carrusel.



*Poeta



elversionista@yahoo.es

@CristoGarciaTap

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese