Indicadores económicos
2017-11-24

Dólar (TRM)
$2.982,73
Dólar, Venta
$2.833,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.533,93
UVR, Ayer
$252,10
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$57,97

Estado del tiempo
2017-11-24

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 17 cms.

Hora: 15:12

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.3 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 28 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
7 - 8
Motos
S/M

Lechuzas


La lechuza tiene vuelo silencioso en sus nocturnas actividades como cazadora. Se dice que trae funestos augurios al anunciar la presencia desgarradora de la muerte. “Viene  por alguien”. Muchas gentes bondadosas aterradas por su canto creen que al maldecirla quedan blindadas.
Los aullidos de los perros, y las mariposas negras pertenecen a otro ritual absurdo que no llega a igualar los altos niveles de la lechuza. Eso de ser emblema de la inteligencia quizás sólo obedece a caprichos supersticiosos.
Este rapaz pajarraco se distingue por su fealdad: tiene cara redonda y plana, con los ojos situados de frente, su plumaje amarillo o blanco, con matices grises y negros. Su pico es corto y ganchudo. Anida en ramas pero también en cualquier oquedad. Ha sido frecuente su presencia en ruinas y parajes solitarios. Ahora ha llegado a escenarios deportivos llenos de multitudes histéricas.
La lechuza se desplaza sin ruido y su canto no tiene objeto diferente a paralizar a su presa. Pero si el búho tiene respetabilidad, a la lechuza se le endilga más la mala intención y la antipatía. Cuando a alguien le dicen lechuza… Hace parte natural de un entorno de brujas, magos y agoreros. Su trino desafina en ese breve instante que es la vida. Pero esta ave torpe y extraña no consigue asustar con el sol afuera.
Una multitud enfurecida, ávida de emociones ni se percató de su presencia en el campo de juego, o tal vez sí, pero le tiene sin cuidado. Uno de los protagonistas en su esforzado desempeño atlético, la encuentra a su paso. Le hace el mayor homenaje posible. Le pega una patada. 
Se arma el escándalo. Cuánta alharaca. La crueldad con los animales. Salen otra vez las riñas de gallos, y las corridas de toros, pero no se habla de los mataderos de nobles reses, y la sangrienta disposición de los pollos. La expoliación de leche materna que se les hace a los terneros y los huevos de las gallinas que pasan a ser “omelette” y no pollitos.
El pateador sólo ha confundido el ave  con sus compañeros de deporte. Patear y ser pateados es lo suyo. La indefensión de una lechuza semiciega es patética, pero no es su culpa, hubiese pateado a cualquiera.
La lechuza fea, enigmática y extravagante no fue golpeada por eso, sino porque estaba ahí, y un tonto que se especializa en patear lo hizo con ella. El problema no fue por estética, tiene que ver con un deporte absurdo. Tampoco fue preludio del carnaval que comenzaba en Curramba. En la ecuánime Bogotá destrozan lo que encuentran antes y después de cada partido.
Lástima que el suceso se diera en el Caribe donde somos denigrados por lo que sea. En cambio callan sobre las 7.000 navajas que decomisan en cualquier estadio de fútbol de la zona andina. Se dice que los policías prefieren un traslado al Cañón de las hermosas, antes que una tarde protegiendo a la comunidad cuando se divierte con el “espectáculo más popular del mundo”.
Lechuzas y chuzadas nos tienen fastidiados.


*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.


augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese