Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Legislador: no cohonestar matrimonio gay

El Código Civil define el matrimonio en su art. 113 como “un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente”.

La Corte Constitucional, en Sentencia C-577 de 2011, declaró exequible este artículo y trasladó al Legislador la res-ponsabilidad de reglamentar las uniones de las parejas del mismo sexo. Los demandantes insisten en la equiparación absoluta, pero de su definición se desprende que es de la natu-raleza jurídica del Contrato Matrimonial que sea entre un hombre y una mujer y así ha si-do siempre en la historia del género humano. Aunque en algunas épocas se haya dado entre varios hombre y una mujer, o viceversa, siempre son uniones heterosexuales.

Redefinir el Contrato Matrimonial para estas uniones es herir de muerte a esta institu-ción jurídica. Se vaciaría de sentido el dere-cho matrimonial y al mismo derecho se le ha-ría daño, pues el amor fundado en el matri-monio no es una mera expresión de la afecti-vidad, ni queda limitado a la versatilidad y a los borrosos límites emotivos. El amor en el matrimonio exige el compromiso corporal y sexual, abierto a la transmisión de la vida, pa-ra la perpetuación de la especie.

La sexualidad en el matrimonio no es ac-cidental ni una forma alternativa cualquiera, en la que los esposos encuentran satisfacción sexual. Estas características del contrato ma-trimonial nacen de la propia naturaleza del amor entre hombre y mujer, y entre la com-plementariedad de sus sexos. Por supuesto, las parejas del mismo sexo no pueden pro-crear juntas, y lo que se está llamando “igual-dad matrimonial” requiere un cambio sospe-choso.

Con razón la mayoría de las legislaciones  contemplaron siempre que la unión entre dos personas del mismo sexo produce la inexis-tencia del contrato matrimonial. Si se llegara a reformar el artículo 113 y se dijera que ya no es solo entre un hombre y una mujer, sino entre dos mujeres o entre dos hombres, dege-neraría en figura contractual diferente, ni po-dría cumplirse uno de los fines esenciales del contrato matrimonial. Es como si se legislara que el arrendatario no cancelará en el futuro el canon al arrendador, o en la compraventa se exonerara al comprador de pagar lo vendi-do. Los que no están conformes consideran que a la población LGBT se le discrimina y que es inconstitucional. Al negárseles el ma-trimonio civil, la discriminación se daría si a esta población, por el hecho de ser homose-xual, se le negara tal proceder, pero sí pueden casarse con la condición de que sea con un una persona del sexo contrario.

Lo contrario sería como si a una persona que desea montarse a un bus sin dinero, se le estuviera discriminando al no dejársele subir al mismo. Si llegare a legislarse en tal sentido, sí se discriminaría, como en el caso de que se le negara tal posibilidad a dos mujeres y un hombre, o un hombre y dos mujeres, etc. Por ello traigo a colación la frase que le escuché a un colega hace varios años: “La igualdad no es identidad y la diferencia no es desigual-dad”.



*Abogada, especialista en Derecho de Familia y Docente de la Facultad de Derecho de la Universidad de Cartagena.



patriciabermudez51@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

En la historia del género

En la historia del género humano y en el código civil también se consagraba anteriormente la inferioridad de las mujeres con respecto de los hombres. El que esto haya sido así durante la mayor parte de la historia de la humanidad no quiere decir que haya sido justo ni bueno. Igual que cambió la legislación acerca de la inferioridad de las mujeres, también asi mismo puede cambiar la legislación con respecto del matrimonio entre homosexuales sin que esto signifique el derrumbe de la institución del matrimonio.

Muchos son reacios a aceptar

Muchos son reacios a aceptar a los homosexuales y tratan de racionalizar este prejuicio buscando argumentos en la ley. Yo me pregunto, a quien le hace daño el que una parte de la población decida casarse con gente del mismo sexo? A NADIE!!! Esto no debería ser problema de nadie más sino del propio individuo, decidir quien quiere que sea su esposo o esposa. Porqué la gente, como la autora, cree que es justo entrometerse en la intimidad de los demás?

Por último, ese argumento de

Por último, ese argumento de la perpetuación de la especie está mandado a recoger: si ya somos la especie más numerosa de la tierra (aparte de algunos insectos) y más bien el problema es la sobrepoblación...

los argumentos de adagio, no

los argumentos de adagio, no tienen fundamentos en la realidad de la humanidad desde su cracion, o desde su aparifcion sobre la tierra, la procreacion, porque , la union de parejas del mismo sexo lo que buscas es placer y nada mas, quien seria la mama y el papa en la union de dos hobres?

¿Quien sería el papá y la

¿Quien sería el papá y la mamá? La pregunta no es válida por varias razones. Primero, al igual que en el caso de muchas parejas heterosexuales que no pueden procrear, las parejas homosexuales tampoco, entonces no es necesario en principio que haya "papá" y "mamá". Segundo, de acuerdo con la realidad, muchisimos niños son criados por personas distintas a un papá y una mamá. Tercero, usted revela que tiene un profundo prejuicio contra los homosexuales al decir que ellos buscan placer y ya. ¿Es que usted cree que los homosexuales no pueden sentir amor?¿o es que los matrimonios heterosexuales se hacen todos por amor? si como no...

La legislación civil lo que

La legislación civil lo que ha hecho es aceptar, la realidad, del ser humano, para proteger esa unión de desafueros, entre la unión de la pareja que además de disfrutar de su amor gocen de una protección jurídica en el desarrollo de la sociedad humana organizada, el hombre y la mujer o la mujer y el hombre copulan para proquear y además disfrutar del goce carnal y espiritual de esa unión, la unión homosexual solo tendrá el goce sexual que en algunos casos se transforma en animalidad, porque no pueden procrear, ahora quien sería el papa o a mama en el hipotético caso que el estado colombiano(que es ateo), aprueba esa aberración, por encima del sentir del 99% del pueblo Colombiano gracias abogada que Dios la guarde

ellos pueden convivir ese es

ellos pueden convivir ese es su problema y que vivan en paz como hasta hora
siempre ha existido el homosexualisno, ya la sociedad los tolera aunque no comparte esa realidad , pero querer asimilar esa unión a la del binomio hombre/mujer, ahora cual es el afán de que les de el mismo tratamiento de una pareja normal (porque lo otro es anormal), rompe la realidad, violenta la realidad humana, si por lo civil pueden, protegerse acontecimiento, heredarse, ser sustitutos en la pensión o jubilacion, ya eso se los reconoce la ley, entonces por que querer que los llamen casados

No sé dual es el afán de los

No sé dual es el afán de los homosexuales de casarse cuando eso ya no se usa. Lo importante es la manutención de los hijos y su educación. El matrimonio es invento de poderosos para dominar. Hoy es una fuente de ingresos, además, para notarios, sacerdotes, rabinos y pastores etc. José no llevó a María a la sinagoga: la tomó por esposa. Jesús y Magdalena nunca se casaron. Bolívar y Manuelita Sartre y Simonne, Shakira, John y Yokohono, Dalí y Gala, Germàn y...(perdón, les tocó) tampoco. Y qué?.

Ademas de los problemas que

Ademas de los problemas que se presentaran en el estado civil ya que la comunidad LGBT no tiene un reconocimiento como tercer sexo, en los baños, como no son ni hombres ni mujeres, se pondran unas cabinas direntes?amanecera y veremos