Indicadores económicos
2017-08-22

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-22

marea

Marea min.: -7 cms.

Hora: 06:24

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-08-22

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Liberales indignados

Se le ha puesto sordina por la gran prensa –y uno no sabe por qué-, al acto oprobioso cometido por la Dirección Provisional del Partido Liberal, de haber destituido en sus funciones al Tribunal de Garantías, por el hecho de que este órgano estatutario del liberalismo -que  tiene la función de control jurídico y legal de los Actos que se produzcan en la vida interna de nuestra colectividad-, consideró, en determinación ponderada, que se habían violado los estatutos vigentes en el proceso de convocatoria de un pretendido nuevo  Congreso constituyente,  en el cual se  adoptarían los  estatutos elaborados, por sí y ante sí, por el anterior director de la colectividad, doctor Rafael Pardo Rueda, y se elegiría, de contera, una nueva Dirección Liberal por integrantes de un cuerpo político considerado como ilegítimo, según la decisión del mencionado Tribunal de Garantías. ¡Vaya desafuero!

En otras palabras, la Dirección Nacional Liberal provisional resolvió destituir a su propio juez, con ese mismo espíritu con que dictadores de nuestro continente subdesarrollado  han destituido a magistrados de tribunales legítimamente constituidos por no avalar, precisamente, actos arbitrarios de los déspotas.

Es, en verdad, es un baldón irreparable cl cometido por la Dirección Nacional provisional de nuestro Partido, el cual, en forma ininterrumpida, ha incorporado en sus estatutos el principio de legalidad. 

Ya habíamos advertido, en nuestro artículo anterior, que la división liberal estaba a la vista; que la DNL estaba actuando a rajatabla, con prácticas notoriamente irregulares y en contravía del espíritu que sembraron más de dos millones de liberales en la consulta popular del año 2002, en el sentido de ampliar la participación de sus fuerzas sociales en la toma de decisiones internas de nuestra colectividad, equiparándolas, en porcentajes, a las fuerzas políticas propiamente dichas. En efecto, en la reforma estatutaria que registró el ex director Pardo en el Consejo Nacional Electoral, se pretende que el poder dominante dentro del liberalismo colombiano lo ejerzan  las fuerzas políticas, al eliminar el grado de participación que los estatutos vigentes reconocen a los estamentos sociales del Partido.

Se ha ahondado, entonces, la crisis liberal. La irresponsabilidad en el manejo de sus intereses, ha quedado patente. Porque nuestra organización solo existe como “Banco de avales”, donde la clientela y banqueros cambian favores. “Yo te doy el aval  para  que seas  elegido pero me reconoces el poder de seguir mandando”,  ha sido la fórmula con la cual se ha mantenido la rosca política que llevó al partido al peor de sus desastres electorales de su historia, en las pasadas elecciones presidenciales, cuando sólo obtuvo el 4% de la votación nacional.   

Los responsables de ese desastre han gozado, sin embargo, de impunidad política, y  en lugar de relevarlos del mando del Partido se les pretende perpetuar. “¡Los mismos con las mismas!”, dice la sabiduría popular.

Los liberales debemos sentar no solamente nuestra protesta sino fundar un Movimiento disidente –con el  nombre de Liberales Indignados-, si se consuma la arbitrariedad advertida por el Tribunal de Garantías y se tolera el acto oprobioso de su destitución con la asistencia a la reunión del 10 de diciembre,  la cual tendría el carácter de espuria a la luz de los estatutos vigentes.



*Ex congresista, ex ministro, ex embajador.



edmundolopezg@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese