Indicadores económicos
2017-04-23

Dólar (TRM)
$2.868,89
Dólar, Venta
$2.835,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,52
Euro
$3.069,13
UVR, Ayer
$248,80
UVR, Hoy
$248,84
Petróleo
US$49,62

Pico y placa
2017-04-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Líderes y liderazgos

La idea de los liderazgos políticos en el mundo ha cambiado. Hasta hace años el reconocimiento que hacía la comunidad de uno de sus miembros como alguien que podía conducirla hacia las estaciones de la tierra prometida, tenía más de un fundamento.

Un activismo destacado en un partido; un desempeño excepcional en un destino público; o un aporte de beneficio colectivo que genera vínculos nuevos entre la sociedad y el benefactor.

De haberse mantenido este espacio de comunicación habría crecido la sintonía entre los deseos y necesidades de la gente y aquello a lo que el líder se compromete. Es distinto pactar compromisos que hacer promesas.

Los compromisos tienen un contenido de racionalidad verificable; a las promesas las impulsa un deseo o un interés. La razón traza estrategias para honrar el compromiso, lo adapta a la adversidad. El impulso del deseo lo agota la demora en su realización.

Ausente la idea del líder, los grupos de votantes que escogen a alguien para gobernar ingresan a un espacio de poca significación en el cual optan. Se elige, por motivos inesperados. En la decisión prima lo inmediato y ningún mandato de largo plazo que trascienda el comprensible interés individual.

Esta ausencia ha vuelto a la gente indiferente. Poco importan los fracasos reiterados que empobrecen los recursos del Estado y marchitan la imaginación social. Se impone lo rentable sobre lo indispensable. Lo ganancioso sobre lo útil. Las metas en vivienda popular: incumplidas. Las escuelas y las bibliotecas: no logradas. La movilidad: lo que se sufre. La seguridad: un riesgo sin sosiego.

La vida en comunidad tiene sentido, justamente por las virtudes que hoy se descuidan y maltratan.

En esa crisis o desierto de la política, donde los líderes encontraban la cantera de ideas solidarias, el diálogo enriquecedor y fecundo con los ciudadanos, ha llevado a buscar en otras zonas de la sociedad rostros visibles que se confunden con liderazgo político. Es probable que la democracia y su conciencia culposa sobre el principio de igualdad haya soportado la supresión progresiva de requisitos para los ejercicios de la representación. Sería deseable un mínimo de conocimientos y sin duda, por lo que se ve, el dictamen del siquiatra que garantice, por lo menos, un mediano equilibrio en las emociones y en el juicio. No hay que repetir que el llamado poder, desquicia, ofusca el razonamiento, desespera, arrincona el alma.

En la orfandad la comunidad explora figuras de semejanza. Un deportista exitoso. Un locutor de audiencia. Un cantante de aplausos. Un actor por el que suspiran quienes lo ven. Un sacerdote de misas constantes. Un gerente de gremio. Una monja de homilías franciscanas, lo infinito de lo pequeño. Un dueño de supermercados. Un financista. Una modelo. La reina de las nubes. Los ciudadanos, sin argumento distinto a los padecimientos de la exclusión, de la dificultad de tener un trabajo digno, de la escuela para sus hijos, de un barrio y vivienda amables, no en tierras envenenadas, se lanzan a la aventura. Así estamos.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese