Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Lluvias, rumores, tsunami y fiestas

Son difíciles los días que afronta Cartagena por las lluvias fuertes, que muestran una vez más la vulnerabilidad de la ciudad frente a la naturaleza.

A pesar de tener las mayores inundaciones de los últimos tiempos en numerosos sectores, con los consecuentes perjuicios materiales para centenares de familias, la emergencia no es una catástrofe, en comparación con tragedias padecidas en otras regiones del país o del mundo.
Tenemos la fortuna de que no hay muertes, lo que supone que el valor más preciado se conserva como fortaleza principal para superar las contingencias y salir adelante como ciudad.
Cosa diferente ocurriría si los rumores propagados la semana pasada sobre la inminencia de una tormenta y de un tsunami devastador, se hubieran hecho efectivas, al menos de manera parcial.
No se sabe aún si tales especulaciones se expandieron por los temores naturales de algunas personas, influenciadas por las condiciones climáticas, o por la perversidad de quienes gustan de sembrar el caos, para aplicar el refrán “río revuelto ganancia de pescadores”. La naturaleza humana es tan compleja, que hay quienes buscan obtener beneficios hasta en las tragedias peores.
Mientras tales hecatombes no pasen las fronteras del rumor, la ciudad debe sobreponerse a sus calamidades domésticas, sin perder el sentido de las proporciones y aprendiendo de ellas para tomar las acciones necesarias que eviten su repetición. En esta oportunidad la Administración Distrital y las fuerzas vivas han respondido como corresponde, con responsabilidad, prontitud y solidaridad.
Gracias a las gestiones conjuntas de gobierno, empresa privada y ciudadanos solidarios, la ayuda humanitaria ha llegado de manera pronta y efectiva a las comunidades mayormente perjudicadas; se dispusieron líneas de crédito especiales para la reposición de enseres deteriorados por las inundaciones, y se ejecutan obras de infraestructura acordes a necesidades puntuales en los sectores afectados.
Más allá de eso, aunque pueda sonar crudo, no hay otras acciones posibles en el corto plazo. Lo que corresponde ahora es asumir en conjunto el reto de impulsar la ejecución del Plan Maestro de Drenajes Pluviales, con el cual Cartagena comenzaría a superar el error histórico de crecer de manera desordenada, sin planeación adecuada y minimizando los riesgos de las contingencias climáticas.
La ciudad debe continuar su ritmo de vida, su dinámica colectiva, sin sentarse a llorar sobre el agua derramada. La emergencia afrontada deja indudablemente desazón, pero no luto. Aún hay espacio para la esperanza y la alegría.
En tal sentido comparto el criterio de quienes piensan que las Fiestas de Independencia deben continuar, mientras no afecten la atención a los damnificados. Además de los argumentos sobre las inversiones efectuadas, la generación de empleos y otros aspectos de la dinámica económica que propician los festejos, no se puede imponer la tristeza por decreto. La gente debe estar en libertad de seguir con espíritu festivo y celebrar como siempre el acontecimiento histórico, respetando a quienes por solidaridad o estado anímico, consideren que la mejor opción es quedarse en casa o irse de paseo fuera de la ciudad.

*Trabajador Social y Periodista, docente universitario, asesor en comunicaciones.

germandanilo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese