Indicadores económicos
2017-10-18

Dólar (TRM)
$2.944,27
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,41
Euro
$3.462,16
UVR, Ayer
$251,97
UVR, Hoy
$252,00
Petróleo
US$51,88

Estado del tiempo
2017-10-18

marea

Marea min.: -2 cms.

Hora: 03:42

Marea max.: 21 cms.

Hora: 10:28

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-10-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Lo mismo de antes

Una voz solitaria se alzó en el Congreso contra el horror de reforma constitucional mal llamada marco para la paz: la del congresista de la U, Miguel Gómez Martínez.

Y no es fácil hacerlo porque hablar contra la paz es como hablar en contra del niño Dios. Visto en detalle lo aprobado no deja uno de sorprenderse frente a la patria boba en que vivimos de nuevo.

La falta de debate muestra un doble discurso frente a las víctimas. No hubo una voz crítica de esta amnistía por la puerta de atrás para los guerrilleros de las Farc y del Eln, porque las del Polo y las ONG retumban en su silencio.

Las víctimas de estos grupos, de sus masacres, atentados terroristas, secuestros, mutilaciones, desplazamientos, reclutamiento forzado y violaciones, tendrán que aceptar con resignación que sus victimarios sean congresistas, alcaldes y de pronto presidentes. Y que no tengan justicia, verdad ni reparación.

¿Esa es la evolución del país en la administración Santos? ¿Dónde quedó el discurso de los medios, que también guardan un silencio vergonzante? ¿Dónde está la voz de la oficina de DD.HH. de Naciones Unidas, que parece silenciada por la complicidad con la paz?

El marco para la paz es una amnistía disfrazada, no nos digamos mentiras. Por eso lo elevan a rango constitucional. Los “vivancos” y “gallones” del país y del mundo se arropan en la misma complicidad ideológica en la que una masacre de uno es repudiable y merece, es más, se exige, sea castigable, mientras la del otro no. ¡Qué indignación!

Pero no para ahí el desatino de esta propuesta. Por un lado les manda la señal equivocada a las Farc. Les dice tranquilos, cometan todos los horrores que al final negociamos y así esto acaba en una amigable componenda como la que trataron de arreglar sin éxito Gaviria, Samper y Pastrana (en el exceso). Por otra parte entregan, antes de una negociación, la joya de la corona y gastan un fusible, el Congreso, que da un margen de maniobra absolutamente necesario.

Y finalmente, la bobadita de mensaje a las Fuerzas Armadas, quienes victoriosas después de ocho años de respaldo indeclinable y franco, ahora tienen que aguantarse las dudas del debate del fuero militar y una llave de la paz que Santos ya sacó y el país no se ha enterado.

¿Qué se entregará en un acuerdo de paz? Ya se entregó de antemano que paguen unos añitos de cárcel. A cambio de nada y con el apoyo del partido conservador y de la U. Es increíble que este debate haya sido tan precario. Demuestra que la ideología de estos partidos muchas veces está más ligada a la burocracia que a la defensa de los colombianos que recibieron una segunda oportunidad en el gobierno pasado, después de sentir durante décadas el azote de los violentos.

Pero está de nuevo en el poder la “socialbacanería”, como le dice Uribe. Los mismos con las mismas. Esa élite bogotana que desconoce el país por fuera de la capital, Anapoima o Cartagena, coopta medios con pauta, gobierna a punta de encuestas y hace lo que le conviene a estas y no al país. Así se dilapida una fortuna que se recibió. Para no hablar de los huevitos que hace rato murieron.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Lo que escribe el columnista

Lo que escribe el columnista es grave.
Pienso que debe abrirse un debate nacional para conocer cómo sería la paz para con los criminales más sanguinarios de la historia de Colombia y América.
A los congresistas no debieramos confiar esa reforma constitucional porque los congresistas venden su conciencia por burocracia, contratos y pensión.
Dios salve a los colombianos de una paz a perdida de dignidad de los colombianos, todos víctimas de los monstruos FARC, ELN...que los manden para USA como a los AUC