Indicadores económicos
2017-05-25

Dólar (TRM)
$2.911,66
Dólar, Venta
$2.800,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,49
Euro
$3.265,13
UVR, Ayer
$250,11
UVR, Hoy
$250,15
Petróleo
US$48,90

Estado del tiempo
2017-05-26

marea

Marea min.: -18 cms.

Hora: 07:28

Marea max.: -11 cms.

Hora: 12:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-05-25

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los embelecos de la izquierda

No son desconocidas las intenciones de muchos columnistas de crear desasosiego en torno a la marcha y continuación de la política de seguridad democrática, como tampoco la de hacer mella sobre las actuaciones de la Fuerza Pública.

Pareciera que obedecen, por la simultaneidad y la temática, a un plan preconcebido para distorsionar la realidad entre los colombianos. Infortunadamente son propósitos que cabalgan en algún lunar negro, y, sobre ellos, desdibujan los avances que Colombia ha trasegado en la última década con tanto dolor y dificultad. ¿Le conviene al país esta aversión desmedida a las políticas de seguridad y paz? ¿A quién le conviene el caos en esos frentes?

No se trata de desconocer principios fundamentales, como la libre opinión, ni tampoco de minimizar los hechos que ensombrecen al Estado o a la Fuerza Pública. Claro que problemas y distorsiones han ocurrido. Lo no creíble sería que no hubiesen sobrevenido. Tampoco se trata de un respaldo emotivo a unas políticas e instituciones que permiten vivir y ser próspero en el campo –aunque aún no en las proporciones deseables por la coexistencia de otros factores–.

No se puede desconocer que aún se mantienen los factores generadores de violencia: una guerrilla que eligió la vía del narcotráfico para subsistir, y unas bandas criminales que también hacen del narcotráfico su modus vivendi. No nos engañemos. Mientras subsista el narcotráfico y su flujo inagotable de dinero, habrá corrupción y violencia. Y en esa misma medida la efectividad de la Fuerza Pública para darle el golpe de gracia a estos generadores de violencia, se verá disminuida. El país no puede enredarse en la pragmalingüística.

Existen otros elementos de fondo desdeñados por estos columnistas, que afectan la paz y la seguridad. Me refiero a la incapacidad de la sociedad para imaginar y asumir los escenarios del posconflicto.

¿Qué buscan entonces estos columnistas? No se me ocurre otra cosa que el debilitamiento institucional y en especial el de la Fuerza Pública, y polarizar al país en lo político y en lo social. La tierra es un ejemplo por excelencia de esta intencionalidad. Pretenden convertir su tenencia en una bandera política y volver a las discusiones ideológicas de los años 60, cuando hoy la dinámica económica y social en el mundo indica que esta debe verse como un activo productivo. De hecho, el narcotráfico la convirtió en un activo de acumulación patrimonial estratégico que defiende a como dé lugar –utilizando a las guerrillas y a las bandas criminales, y las más censuradas prácticas como las minas quiebra-patas–.

Colombia no debe dejarse llevar por esos embelecos. No podemos olvidar que la paz es el fin último de todo ese esfuerzo realizado por muchas décadas. Lo hecho en los últimos años es lo que más nos ha aproximado a la paz. Lo peor que le puede pasar al país es atizar la violencia. No podemos entrar en el juego de debilitar la capacidad ofensiva de las instituciones, porque ello nos conduce a incrementar los factores de inseguridad, estimulando de esta manera el círculo perverso de atraso, pobreza y marginalidad en nuestros campos. Hay mucho en juego.

*Presidente ejecutivo de Fedegán

jflafaurie@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

el atraso pobreza y

el atraso pobreza y marginalidad se dan por los malos sueldos que le pagan a los señores que trabajan en el campo y son explotados por los dueños de la tierra,si esto dueños tuvieran DIOS no explotarían tanto al ser humano. que es la fuente generadora de violencia gracias a las políticas corruptas que permiten semejante atropello. para muchos hablar de pobreza es una hipocresía porque ellos la generan.