Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Los indignados resignados

Indignada está Sofía mientras intenta ir del trabajo a su casa. Toma el servicio irregular de taxi colectivo en la esquina del San Felipe. Allí le toca sobrevivir a la jauría de ciudadanos hambrientos porun transporte “menos” indigno que el ofrecido por buses y busetas. Allí le toca discutir con el desconocido, empujarse, mal mirarlos, sacar ventaja para acomodarse en un puesto que puede costarle hasta $5.000 para llevarla a la bomba del desamparo. Así lo dispone y regula la anarquía.

Indignada estaba Martha porque la atracaron. No pudo votar, pues nadie le garantiza su derecho después de haber sido víctima del ultraje de un revólver en la cabeza para quitarle sus pertenencias.

Desposeída, pierde el derecho de sacar su dinero del banco pues debe mostrar su cédula. Para la cédula, con suerte conseguirá cita una semana después. Nada la protege de su anonimato forzado. Sin la cédula no es nadie y para expedirla también debe armarse de paciencia y permisos en el trabajo.

Indignada, resignada y robada debió pagar más de $300.000 por su pase nuevo. El documento era del Tránsito Departamental y allí nadie responde por un duplicado. Un verdadero ejemplo de desidia burocrática y oportunismo salvaje es esa entidad. Como el DATT, plagada de tramitadores más instigadores que los vendedores ambulantes quienes toman de presa a los usuarios “resignados” con la anuencia descarada de funcionarios indolentes.

Indignada estuvo Elena a quien sancionaron por exceso de velocidad al ir a 35 km/h. Ella ciudadana de bien, tuvo que soportar que el policía la irrespetara por macho, bravo y con poder. Mientras sonblandos, ciegos, amigos y transables, con quienes ocasionan caos, accidentes y pérdidas lamentables por transgredir rutinariamente las normas de tránsito.

Indignado estuvo Andrés cuyo servicio de telefonía móvil hace lo que quiere con su paciencia, decencia y dinero. Cobran tarifas no contratadas. Si quiere retirarse tiene que soportar un rosario de ofertas y ruegos que no cambiarán su decisión pero sí su ánimo. Con una llamada que recibe en medio de su atareado día, es asaltado en su buena fe y con zalamerías lo suscriben en un plan más alto sólo por responder desprevenidamente a la pregunta capciosa que lo amarraba. Para entrar es un clic, para salir hay que ser especialista en derecho.

Indignado, le toca pagar y después reclamar, de lo contrario se enfrenta al síndrome de abstinencia celular: problemas con el jefe, la novia, sus clientes, con todo el mundo. Tiene que resignarse, hacer filas y esperar en línea escuchandotoda suerte de publicidad sin que alguien le resuelva. Se indigna y se resigna una y otra vez porque entiende que los empleados no pueden hacer nada. Están entrenados sólo para calmarlo y decirle que: “en las próximas horas le solucionaremos su problema”, pasan días, la misma respuesta y cada minuto de incomunicación le cuesta dinero.

Miles de cartageneros están indignados pero prefieren resignarse. Están cansados de quejarse al vacío, tienen muchos problemas o simplemente son esclavos del tiempo, de sus trabajos, del sistema, de la necesidad. Se sienten en una posición débil y vulnerable frente a las distintas posiciones de poder que abusan sistemáticamente de ellos. Decidieron resignarse porque quizás no tengan otra opción.



*Comunicadora Social-periodista, especialista en Gestión Pública, estudiante maestría Desarrollo y Cultura

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

politologa?????????no se te

politologa?????????no se te suba premio!!!!!