Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los motivantes

Los seres vivos (humanos, animales, microorganismos y plantas) responden, unos más rápidamente que otros, a estímulos externos y necesidades vitales internas. Sin los unos y las otras serian cuerpos inertes todos. Más aún, la propia naturaleza inerte sufre cambios -reacciona- debido a las fuerzas a que se encuentra sometida.

Esta innegable y peligrosa realidad puede conducir a que en el comportamiento humano, nadie sea responsable de sus actos, porque todos (los actos), tienen su explicación fuera de cada cual; o responden a la satisfacción de necesidades vitales internas.

Pueden ser, por ejemplo, producto de los genes heredados; de la educación y el ejemplo recibido; de las condiciones materiales en que se vive; obedecer a razones mayores (supervivencia física o psicológica): o ser la reacción a una circunstancia especial ante la cual muchos actuaríamos más o menos de manera similar, entre otras.

El tema de explicar y comprender (justificar), predecir o juzgar la conducta humana, es un asunto en realidad complejo. Y las leyes por mucho que traten de tipificar y esquematizar conductas punibles, nunca podrán ver el bosque de los acontecimientos (los hechos con sus explicaciones y/o justificaciones). Y al juzgar sin el concurso de la parte humana, los considerando y las percepciones, se puede terminar castigando injustamente, sin mirar las causas que lo originaron (el disparador). Eso ha sucedido con los paramilitares y la parapolítica.

La conducta además de las motivaciones –creo yo- tiene que ver con la energía vital (la libido) y los límites que posea cada cual. En esto aplica la teoría conductivista que sostiene que el comportamiento humano está determinado por sus consecuencias anteriores. Si un comportamiento provoca algo positivo se repetirá en el futuro; por el contrario, si sus consecuencias son negativas se reprimirá.

Dicho en otras palabras, que así como el individuo va descubriendo y desarrollando con la experimentación sus capacidades físicas e intelectuales, también desde la edad temprana, vive en una permanente y “angustiosa” búsqueda de límites que van condicionando una conducta de vida que modela la aplicación de su energía interior, y el uso de sus habilidades física e intelectuales.

En la práctica las personas no obedecen la norma escrita, no la conocen, no la estudian; obedecen a los patrones de conducta aprendidos o heredados, y persiguen a toda costa el bienestar personal y de su grupo más cercano, haciendo uso de su propio arsenal de límites y capacidades físicas e intelectuales.

Quienes no fueron educados para la convivencia social, se imponen con manipulación y engaños (los más educados e inteligentes), o por el temor que despiertan en los demás (los más fuertes y poderosos) porque al no conocer limites, quien los conoce (lo mismo que quien se enfrenta al que nada posee) siempre lleva ante ellos las de perder.

No obstante si los padres y la sociedad saben imponer los limites, van apareciendo poco a poco en el individuo comportamientos sociales que permiten la convivencia “pacifica y respetuosa” en la sociedad. Es tan fuerte este arsenal de límites, que debería bastar por si solo para organizar la vida social.



*Ing. Electrónico, MBA, Pensionado de Electricaribe



myances@msn.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese