Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Los planes de desarrollo

Por estos días, el alcalde distrital, el gobernador y los alcaldes del departamento presentaron a las corporaciones, concejos y asamblea,  sus planes de desarrollo.

Hojas de ruta inspiradas en sus programas de gobierno y construidas, muy seguramente, en clave de democracia deliberativa.

Un buen plan de desarrollo es el que, teniendo la escucha como herramienta fundamental, ha sido capaz de abrir espacios a todos los actores sociales e institucionales para que participen y decidan qué cara quieren que tenga su comunidad y departamento y cuáles son los pasos y acuerdos que han de dar para que la verdad que contiene ese pacto social y político, no sea una verdad que se diga sino que se haga.

Requiere ese plan alcanzar el nivel de proceso con utilidad social y legitimidad política. Es decir algo en lo que todos nos veamos reflejados, algo conocido y reconocido como destino y misión. De ellos esperamos que hayan sido formulados técnicamente, teniendo un pie en la academia y el otro en la miseria. Es decir, allí donde están los saberes populares cargados de sangre y sudor aportando también a una visión estratégica de futuro que hemos de mantener en el tiempo.

Dos cosas reclaman los planes de desarrollo que, a mi juicio, van de la mano con la capacidad de concertación que hayan tenido: primero el compromiso político para llevarlo a cabo, lo cual no depende únicamente del gobernante sino también de la Corporación, empresarios, agencias de cooperación y de todos los que participamos. Y segundo una excelente gimnasia financiera con su correspondiente inversión monetaria que permita concretar los proyectos. Quienes están en estos momentos estudiando el plan tienen la responsabilidad de enriquecerlo…no de engordarlo. Y lo enriquecen dando orientación política, mirando su correspondencia con el momento histórico que vivimos, priorizando proyectos, y decidiendo dónde y cuándo se van a colocar esos recursos para sacarlo adelante. El rigor en el estudio es contrario a las prebendas. No pintemos pajaritos…tengamos indicadores y metas medibles en el tiempo.

Interesante que el gobernante y el ciudadano del común se preguntaran: ¿Qué retos novedosos aborda nuestro plan de desarrollo? ¿Cómo se diferencia de los anteriores y cómo los toma en cuenta para continuar lo bueno que pudo haber? Y ¿cuáles son las acciones innovadoras que marcan la diferencia?

Mantenemos la esperanza de que todos ellos reconozcan como principio rector de la organización social la dignidad de la persona. La pertenencia a la colectividad implica unas cargas que van en detrimento del interés individualista y egoísta. Todos tenemos el deber de ocuparnos de los demás, de ir más allá del amor a la familia y a la ciudadanía, de ampliar la esfera del amor instintivo, natural.

No permitamos que las tentaciones contra la sociabilidad nieguen la fuerza que obliga las relaciones comunitarias. Necesitamos que los planes de desarrollo se concreten en un orden social que sea dinámico y que tengan como razón y fin el “bien común”. El desarrollo del orden social se subordina al bien de la persona, se funda en la verdad, se edifica en la justicia y es vivificado por el amor.

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese