Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-09

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-09

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 00:21

Marea max.: 20 cms.

Hora: 07:38

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-09

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
9 - 0
Motos
S/M

Los violadores

La Policía Nacional de Bolívar, dirigida  por el Coronel Hugo Casas, dio cuenta al público de la captura de ocho atracadores que, además, después de despojar a sus víctimas de dinero, prendas u otros objetos, a las mujeres las violaban ante sus maridos, padres y hermanos, a quienes previamente reducían a la impotencia por medio de armas de fuego. 

Estos hechos, condenables a todas luces, fueron objeto de una nota editorial de El Universal el día 17 de marzo de 2012.

Lo de las violaciones es una práctica vieja mediante la cual los criminales se cuidan de ser denunciados a las autoridades por la vergüenza que para ellas y sus maridos significa el relato de lo ocurrido.

En nuestro país es frecuente que se susciten casos semejantes, a tal punto que en ocasiones los violadores han resultado ser miembros de las fuerzas militares y de la policía. Por todo esto, hay que aplaudir la actitud de la Policía de Bolívar, que invita a quienes hayan sido víctimas de casos semejantes a denunciarlos cuanto antes.

Los hechos concretos de los violadores ocurrieron en predios rurales apartados de poblaciones y de los caminos principales. En esa lejanía estaban a salvo de que, las voces pidiendo auxilio, fueran oídas por algún vecino.

En el editorial se nos alerta de la posibilidad de que el o los responsables del delito se les señale casa por cárcel “porque no representan peligro a la sociedad”. Casos se han visto.

Hace algo más de 50 años en los Estados Unidos se presentó un caso que fue conocido en el mundo entero. Caryl Chessman desde temprana edad comenzó a delinquir empujado, según decía, por la situación desesperante de la familia. En su carrera delictuosa utilizaba un automóvil al que le había puesto una luz roja en el techo para que se le confundiera con un coche policial. El señor Chessman se iba por las noches a ciertos sitios apartados del Estado de California, donde podía encontrar parejas de enamorados en trance de “hacer el amor”. El bandido encendía su luz roja, por lo que los asustados enamorados creían encontrarse frente a la policía. Allí quitaba a los sorprendidos sus haberes. Algunos hombres cobardes huían y abandonaban a su pareja, la que pasaba a ser víctima sexual de Chessman. Fueron muchos los casos en los que participo el “Bandido de la luz roja”, pero todo quedaba encubierto por el pudor de las mujeres violadas.

Pero hubo un caso en que la mujer violada padeció de trastornos mentales. Los familiares la llevaron donde un psiquiatra y allí se supo la verdad.

Otras mujeres que se enteraron, se atrevieron también a denunciar al “bandido de la luz roja”. A los 27 años de edad Chessman fue acusado de robo, secuestro y perversión sexual. Recluido en la célebre cárcel de San Quintín logró posponer la pena de muerte a la que había sido condenado en 1948. En la cárcel estudió derecho y latín; se convirtió en su propio abogado. Siempre se declaró inocente, pero no pudo posponer su última cita.

El 2 de mayo de 1960 Caryl Chessman murió en la cámara de gas en la prisión de San Quintín. Debo aclarar que Chessman  nunca fue procesado por homicidio. Hoy en California no existe la pena de muerte.

*Asesor Portuario

fhurtado@sprc.com.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Don Rodo, he leido su columna

Don Rodo, he leido su columna y algo le falta, no se, si alguien me ayuda a encontrar ese algo.