Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

María José: símbolo de dolor y reflexión

Con dolor e indignación, muchas personas se aprestan a participar mañana en una marcha para exigir prudencia y responsabilidad en las vías, luego de la muerte de Maria José Pedraza, quien a sus escasos tres años de edad, se convirtió en otra victima inocente de la absurda “guerra del centavo” en Cartagena.

El accidente de la semana pasada en el que murió la niña, causó consternación en toda la ciudad y un dolor irreparable en su familia, por lo que la reacción colectiva, además de comprensible, debería convertirse en punto de partida para una mayor reflexión de ciudad, en la búsqueda colectiva de soluciones a un problema que se volvió cotidiano.
En buena hora, un grupo de estudiantes de la Universidad de Cartagena, bajo el liderazgo de la joven Paola Pianeta, decidió convocar a esta jornada, porque ello contribuye a demostrar que no somos del todo una ciudad aletargada e insensible a sus propias tragedias.
Una sociedad civilizada no puede quedarse inmóvil frente a hechos que afectan su tranquilidad y estabilidad, o reaccionar de manera selectiva ante algunos episodios, o asumiendo actitudes contestatarias, sólo cuando algunos de sus miembros sienten afectados sus intereses cercanos.
La muerte de la pequeña María José nos impactó a todos, estremeció las fibras mas sensibles de hombres y mujeres que temen por sus vidas y las de sus hijos, en unas vías desbordadas de imprudencia e irresponsabilidad.
La marcha convocada, no reclamará solamente de la autoridad acciones mas decididas para controlar a los protagonistas del caos. Es una exigencia ciudadana de respeto a la vida, por parte de quienes tienen el poder del volante, que puede convertirse, como se ha demostrado, en arma letal.
María José es hoy el símbolo de una tragedia colectiva, en la que se ha derramado mucha sangre y se siguen perdiendo vidas, a pesar de los controles impuestos. No basta entonces con reducir el problema a las peticiones de más agentes, más semáforos, o más multas, sino a propiciar un cambio de actitud por parte de quienes conducen diferentes tipos de vehículos y de quienes transitan por las calles y avenidas.
Son tan irresponsables de las desgracias los conductores que transitan a alta velocidad y violan las señales de tránsito, como los pasajeros que lo aceptan como “normal” o los peatones que por ignorancia o displicencia eluden el cumplimiento de las normas que también le rigen.
La complacencia con el caos ha llegado a limites insospechados, hasta el punto que en la última encuesta de percepción ciudadana ,realizada por Cartagena Como Vamos, se revela que hay altos niveles de satisfacción del público con el servicio de mototaxismo, que además de ser informal, es uno de los que presenta elevados niveles de accidentalidad.
Asistir a la marcha convocada por los estudiantes debe considerarse no solamente como una muestra de condena por el accidente, un gesto de solidaridad con la adolorida familia, amigos y vecinos de la niña sacrificada, o para rendir homenaje a su memoria, sin compromiso alguno.
Marchar este miércoles con camisas y rosas blancas implica expresar una decisión real de transformación, de querer y poder corregir errores, de comenzar a sanar las heridas que nos agobian como sociedad enferma.

germandanilo@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese