Indicadores económicos
2017-09-26

Dólar (TRM)
$2.924,57
Dólar, Venta
$2.790,00
Dólar, Compra
$2.640,00
Café (Libra)
US$1,53
Euro
$3.470,58
UVR, Ayer
$251,73
UVR, Hoy
$251,76
Petróleo
US$52,22

Estado del tiempo
2017-09-26

marea

Marea min.: 20 cms.

Hora: 17:01

Marea max.: -6 cms.

Hora: 00:44

Dirección viento: Suroeste

Intensidad viento: 8 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-09-26

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

A media noche

El placer terminó siendo compromiso nocturno: razón tenía la sabrosa guaracha que pregonaba “a media noche empieza la vida”. Epicuro no le dio importancia a ese detalle.
Pero no somos iguales de día que de noche. Nuestro ritmo vital se ajusta a la luz. En la noche Caribe el clima se hace más suave. La pálida luna seduce y estimula. De día el universo es demasiado racional, bien ordenado y lleno de sensatez. Cuando llega la noche, los dioses se van a dormir. En la oscuridad todo vale.
Antes llevar una diversión placentera hasta los amaneceres requería mucho entusiasmo. Todos los programas comenzaban muy temprano. Solo a media noche se canta play ball. A esa hora lúgubre y macabra, “empieza la vida”. Multitudes actuando como dementes, botando corriente en desenfrenado éxtasis, se toman la noche y los tiempos. Soñar y dormir no pueden competir con vivir y gozar.
La brevedad de la vida siempre ha angustiado al ser humano, que parece estar hecho con nostalgia de pasado y sed de futuro. Hacer más prolongadas y más intensas las diversiones ha resultado pernicioso anhelo. Queremos cada vez más las ortodoxias cómodas y las certidumbres fáciles. Pero especialmente las fiestas rotundas.
Nos cautiva la luz. La asimilamos con Dios, la inteligencia y la seguridad. Ese afán de separar lo transitorio y lo eterno. Cuando se ha visto la luz, “es volver al lugar del que se vino”, decía el viejo Sófocles. Pero si la penumbra es confusión, la oscuridad es complicidad y pretexto para desatar pasiones, y gozos intensos. La noche acoge la delirante música de la humanidad.  
La vieja inclinación a ver morir el sol: el encanto del ocaso, el crepúsculo hoy se abandona para zambullirse en las sombras sofisticadas de la noche. La tranquilidad aparente de las horas sin luz cada vez se hace más insegura. Los momentos que anteceden a la alborada son los más buscados, así revistan mayor peligrosidad. Los dueños naturales de esas horas son, por desgracia, los malandros y los insomnes.
Las ciudades tienen que ofrecer una variada vida nocturna. Muchos se quejan de sitios aburridos donde todo se muere a determinada hora. No hay pueblo que no se sienta metrópolis, o que por lo menos, pretenda serlo. 
Hemos discutido con gozones y noctámbulos sobre la posibilidad de anticipar la diversión festiva con los incendios del sol cuando se va, pero no, tal vez por cuestiones de clima, a media noche comienza la vida. El inquieto anacobero acabó con  costumbres milenarias al entonar ese himno, que es una apología y un derroche de marrullería sabrosona.
Hoy las fiestas se inician tarde. Parece que algunas comienzan a las dos de la madrugada para culminar a media mañana. Para dormir después habrá mucho tiempo. Las noches son del gato, decía un Ex presidente, y en ellas todos son pardos. Las responsabilidades se diluyen.


*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.


augustobeltran@yahoo.com
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese