Indicadores económicos
2017-07-23

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-23

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 06:32

Marea max.: 26 cms.

Hora: 23:39

Dirección viento: Sur sureste

Intensidad viento: 3 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-07-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Medio ambiente

He leído y escuchado a ciudadanos que se indignan porque se defiende el derecho a preservar todo lo que determina ese equilibrio.

Cada cierto tiempo se encienden alarmas sobre el calentamiento global y los drásticos, catastróficos cambios climáticos y sobre los desafueros cometidos por los seres humanos en su afán de sacar un provecho ilimitado a la naturaleza. Pero las “cumbres” no han detenido el gran daño hecho por la ambición y la soberbia humanas. Más les vale ganar mucho ahora que perder demasiado mañana.

La desaforada explotación del subsuelo, la urbanización indiscriminada de sus costas y la modificación arbitraria de sus cursos, la tala bestial de los bosques, el relleno de cuerpos de agua que dan vida a los reinos vegetal y animal, las irresponsables concesiones y gabelas que los gobiernos les dan a los depredadores presentados como adalides del progreso, todo esto es lo que alimenta las causas de los ambientalistas y debería constituirse en causa de los ciudadanos responsables.

Más contaminación sobre la contaminación existente, menos espacio para que los ciudadanos respiremos y disfrutemos de los beneficios de lo público, más suelo edificado, menos arborización de los espacios urbanos, en fin, no hay día en que no aparezca un nuevo motivo de alarma, pero no aparece por ningún lado la acción decidida de los ciudadanos. Nos envenenan el futuro y creemos que eso es nada comparado con la creación de riqueza y empleo.

Pero resulta que la riqueza de los particulares no guarda ninguna relación con la oferta de empleo, que los incentivos fiscales -decretados muchas veces gracias a la corrupción de funcionarios públicos- son irrisorios comparados con el volumen de utilidades que un día dejarán de estar en manos de nacionales para fundirse en el anonimato multinacional.

El modelo de crecimiento de nuestras ciudades no está hecho para que el espacio habitable y la calidad de vida sean mayores sino para que quepan más gentes y edificios en un territorio en el que acaban decidiendo la especulación inmobiliaria y los anillos industriales que aprietan hasta la asfixia la cintura de los conglomerados urbanos.

Cada vez que oigo hablar irresponsablemente de más marinas en una bahía de por sí envenenada, de más hectáreas de mar rellenadas para complacer las exigencias del mercado, de más gente pobre viviendo en zonas de riesgo y de unos “urbanistas” que en lugar de conceder más espacio público lo restringen, le doy la razón al radicalismo de los ambientalistas. Lamento, sin embargo, que los estemos dejando solos en sus luchas.

Una de las mayores ironías en la pelea de los ambientalistas es que la llevan a cabo desde la legalidad y con las normas en la mano. Sus denuncias están hechas con los mandatos de la Constitución pero deben enfrentarse muchas veces con quienes tienen la función de hacer cumplir leyes, normas y Constitución. Y así no se puede, a menos que se le ponga responsabilidad y más ciudadanía.

*Escritor

collazos_oscar@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese