Indicadores económicos
2017-07-21

Dólar (TRM)
$3.010,77
Dólar, Venta
$2.868,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.505,13
UVR, Ayer
$251,53
UVR, Hoy
$251,55
Petróleo
US$45,77

Estado del tiempo
2017-07-21

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 05:41

Marea max.: 29 cms.

Hora: 22:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-07-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

5 - 6
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Mentirse

Desde que se lanzó como candidato a la alcaldía de su ciudad de adopción, supimos  que el hombre podía conquistar a una larga y ancha franja de la población.

Ya era popular, mucho más que cualquiera de sus contrincantes, que empezaron a tirar la toalla y a pactar alianzas a medida que el candidato se subía al podio del triunfador.

Lo he venido comprobando en estos casi cuatro meses de gobierno, como lo había comprobado en más de una ocasión en la campaña: el hombre sufre de incontinencia verbal (no digo oral, para evitar malentendidos), una enfermedad adquirida en treinta años de trabajo exitoso ante los micrófonos. Sin libreto, con mucha improvisación y respondiendo instintivamente a cada nueva circunstancia, leyendo noticias de otros medios, produciendo muy pocas propias; disfrutando de la gratitud que le devolvían por hacer favores sociales, el muy escuchado profesional de la radio creó un estilo propio, simpático y repentista. Pero así no se gobierna.

Entre agosto y diciembre de 2011 lo escuché afirmar y desmentirse con frecuencia. Hoy sigue deshojando margaritas, diciendo una cosa hoy, otra mañana, perdiendo los estribos con periodistas que le hacen las preguntas que no espera o que no opinan como  él quisiera. En fin, la foto que mostró en campaña no es diferente a la de hoy.

Por escribir que su propuesta era populista, recibí implacables ataques, bastante sucios, por cierto, de personajes que hoy son sus colaboradores; por decir que no estaba preparado para gobernar esta ciudad, me cayeron palos y madrazos. Aplaudí la lealtad de estos escuderos, pues se estaban ganando la chamba como mejor podían.

Me llamaron racista por decir que no bastaba la popularidad mediática para aspirar a la alcaldía y compararon al candidato con Mandela y Lula; me dijeron elitista porque no creía en un hombre de origen popular; me acusaron de servir a las élites, vivir de ellas, y  con un retintón xenofóbico me llamaron  inmigrante chocoano.

Pronto pude comprobar que al hombre lo empezaban a acompañar los blanquitos de siempre, que se deshacía recordando que lo trataban muy bien en un club de la ciudad y que un número considerable de empresarios y familias políticas, una que otra enredada en turbios episodios de corrupción, se le subían al bus de su campaña. Los conductores parecían ser ellos; el candidato era el sparring.

Los focos de resistencia populachera que tuvo durante la campaña, pagados por otra campaña, se dieron la vuelta para poner sus micrófonos al servicio de él. En los sectores donde el hombre tuvo una gran masa de votantes, la radio es el más eficaz medio de comunicación. Había que controlar entonces el espectro.

Desde un principio dije que el hombre me caía bien. No tengo argumentos para considerarlo enemigo; pero una de las cosas que les cuesta entender a muchos políticos, es que la discrepancia no es enemiga. Sería bueno que los gobernantes tuvieran pegados en un oído a sus colaboradores y, en el otro, el natural zumbido de la crítica. Por ello deben aceptar que existen periodistas que no quieren ser domesticados ni servir de correa de transmisión del poder.

 

*Escritor

 

collazos_oscar@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese