Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-23

Dólar (TRM)
$2.927,91
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.112,95
UVR, Ayer
$242,71
UVR, Hoy
$242,74
Petróleo
US$52,42

Estado del tiempo
2017-01-23

marea

Marea min.: -20 cms.

Hora: 00:57

Marea max.: 13 cms.

Hora: 08:38

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 23 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-01-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 7 - 8

Mi amigo Willy

Llovía desde hacía al menos un mes, y esa madrugada la lluvia se nos vino encima en medio de una bruma gris y triste. Entre los dos hubo siempre amor de hermanos desde cuando nos conocimos, gracias a Rosario Vargas, una noche de bohemia en la que nos tomamos media docena de botellas de vino chileno, hace cerca de 40 años.

La primera empresa en la que estuvimos juntos fue, como casi todas, quijotesca y romántica: salvar la Universidad Tadeo Lozano, en la que Willy era profesor de urbanismo en la facultad de Arquitectura y yo enseñaba humanidades. La universidad venía en una especie de caída libre y, entonces, él y yo, junto con María Josefina Yances y otro grupo de amigos, organizamos una huelga de tres meses. La universidad se salvó, aunque nunca llegó a ser, por desgracia, lo que soñamos en ese momento.

María Jose y Marta Yances seguro que recuerdan mejor que yo al Willy de ese entonces: usaba unas bellísimas camisas hindúes y fumaba unos cigarrillos indonesios, que nunca pude saber dónde los conseguía. Ambos éramos flacos, sin un gramo de grasa, jóvenes e irreverentes y enamorados de la vida, que vivíamos sin un minuto de descanso.

Yo me fui para los Estados Unidos a estudiar –Willy había estado estudiando años antes en la Universidad de Indiana- y allá supe que se había ido a trabajar con un gobernador amigo a Montería. A mi regreso, Carlos Villalba me hizo decano de la recién creada facultad de Ciencias Humanas, y busqué a Willy para que fuera mi secretario académico. Estuvo conmigo durante 8 años seguidos, en los cuales no paramos un segundo.

Comenzamos por crear los seminarios libres de humanidades para la ciudad, que fueron un éxito extraordinario. Todas las noches nos íbamos al Museo del Oro a coordinar los cursos de historia, de filosofía, de literatura, de arte para decenas de personas de las más diversas ocupaciones que querían estudiar en sus horas libres.

Después creamos el Instituto Internacional de Estudios del Caribe y los Seminarios Internacionales de Estudios del Caribe, con Joche García, Rómulo Bustos, el Maestro Enrique Grau, Kike Muñoz, Moisés Álvarez y otros amigos. Antes habíamos sacado adelante el convenio con las universidades andaluzas, gracias a nuestro hermano sevillano Juan Marchena.

Así de larga, intensa y fructífera fue mi hermandad con Willy. Nada fue tan importante como compartir a diario su asombrosa capacidad para mirar el revés de las cosas, su incomparable genialidad para enseñarnos la vida por su lado más oculto y revelador.

Todos los que tuvimos el privilegio de andar un buen trecho a su lado disfrutamos de su humor maravilloso, que no era cosa distinta que la expresión de una cultivada y prodigiosa inteligencia a la vez que de una sabia y desencantada mirada del mundo.

Ya me imagino lo divertidos que deben estar Dios y los ángeles oyéndole su versión de Helena de Troya o su anécdota de cuando recién nacido su padre lo paseaba en el bolsillo de su camisa.

Nadie hizo en vida tantos méritos para ser amado por sus amigos como Willy Caballero. Su muerte nos duele a fondo.



*Historiador. Profesor de la Universidad de Cartagena.



alfonsomunera55@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese