Indicadores económicos
2017-02-23

Dólar (TRM)
$2.893,55
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,67
Euro
$3.041,98
UVR, Ayer
$244,21
UVR, Hoy
$244,30
Petróleo
US$53,59

Estado del tiempo
2017-02-23

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 01:33

Marea max.: 15 cms.

Hora: 09:05

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 20 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.0 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-23

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
3 - 4
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Micocracia

Antes de la alocución del presidente Santos rechazando el vergonzoso acto legislativo aprobado por el Congreso, el ex presidente Uribe aprovechó el papayazo que le dio su “nuevo peor enemigo” y  trinó repetidas veces contra la reforma, una obra maestra de la alta picardía salida de las manos de doce conciliadores.



Antes de la alocución de Santos y los trinos de Uribe, los grandes medios de comunicación -nacionales y regionales- y las redes sociales seguían expresando su indignación. En mucho tiempo, ninguna iniciativa de gobierno –porque fue iniciativa del gobierno-, aprobada por el Congreso colombiano, había despertado tanta ira entre los ciudadanos.

En la mañana del jueves, el ministro de Justicia, Juan Carlos Esguerra, hizo una última mueca en defensa del acto legislativo. Los peros del ministro fueron apenas susurros ante la monstruosidad del mico. Durante todo el día, siguió creciendo el rechazo a una manguala en la que el Gobierno tuvo tanta responsabilidad como el Congreso.

El presidente de la Cámara, el cachorro Simón Gaviria, no dijo ni mu en el curso del día. Tampoco dijo nada oficial el partido que él dirige, ni dijeron nada como tales los partidos de la coalición gobiernista. Sólo 26 congresistas, cuyos nombres deberían aparecer en el cuadro de honor de la dignidad, se opusieron a la conciliación, “hecha a espaldas” del Ministro de Justicia, según dio a entender Santos, hecha con su consentimiento, según Gaviria.

No hace falta ser abogado penalista o constitucionalista para ver los pasos que siguió en la oscuridad la iniciativa del Gobierno, las modificaciones que fue sufriendo, los micos que se le injertaron y la fórmula final, que, en principio, parecía satisfacer al Gobierno y a las mayorías del Congreso. Sólo hace falta ser un ciudadano en uso de sentido común para comprenderlo y repudiarlo.

Gracias a la nueva reforma, los congresistas consiguieron un blindaje judicial que tendrán también otros funcionarios con fuero. Ya no habrá “muerte política” para los congresistas. Según la norma aprobada, los procesados de la parapolítica quedarán libres, como los altos funcionarios de gobiernos anteriores procesados o detenidos y ahora juzgados por la Fiscalía.

Veintiocho parlamentarios del Congreso elegido en el 2010 tienen procesos en su contra y trece de ellos votaron a favor del acto legislativo. Por todas estas vergüenzas juntas, la alarma encendida en todo el país se prendió también en el Consejo de Estado. Según el magistrado Gustavo Gómez, los procesos de pérdida de investidura quedarán temporalmente frenados, “mientras se procede a un nuevo reparto, ordenado por la norma.”

Se dice que más vale tarde que nunca, pero el mea culpa del presidente debe ser entendido como una salida por la puerta de incendios. El arrepentimiento no borra la gravedad de la falta. El presidente tendrá que aceptar que el “quemado” en este episodio es su ministro de Justicia: un buen hombre, un jurista de altos vuelos académicos, enredado por exceso de confianza y bastante negligencia en los bejucos donde maromeaban los “honorables.”



*Escritor



collazos_oscar@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese