Indicadores económicos
2017-03-29

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-29

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 07:11

Marea max.: -2 cms.

Hora: 11:51

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 15 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.2 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

9 - 0
Taxis
9 - 0
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Misericordia de Dios

Dios nos ama. ¡Podemos gritar el aleluya a los cuatro vientos! Jesús resucitó y nosotros resucitaremos con Él, si acogemos su amor misericordioso en nuestro corazón, mente, alma y lo expresamos en nuestra vida diaria.

Confiamos que si nos ponemos en manos de Jesús, nos transformará el amor misericordioso de Dios. Cualquier persona, aunque se haya alejado de Dios y actuado contra sus mandamientos, puede regresar arrepentida ante la misericordia divina y será perdonada. Esa es la promesa de nuestro Dios, la mayor esperanza para el ser humano.

El mundo rebosa de alegría porque no es vana nuestra fe. Podemos tener la certeza de que si confiamos en Jesucristo vivo y resucitado, gozaremos con Él nuestra resurrección, que empieza desde esta vida, pero tiene su plenitud en la vida eterna, cuando disfrutemos de la comunión plena con Dios, junto con todos los que aceptaron humildemente la redención que operó con la muerte y resurrección de Cristo.

Nos decía el beato Juan Pablo II: “Es preciso transmitir al mundo este fuego de la misericordia divina. En la misericordia de Dios el mundo encontrará la paz y el hombre, la felicidad. Es preciso que el mensaje del amor misericordioso resuene con nuevo vigor. El mundo necesita de este amor”.

Necesitamos identificarnos con Cristo en la cruz, llevándole nuestras limitaciones y pecados, renovándonos y experimentando la libertad y el gozo en el alma con la alegría de sabernos hijos de Dios, de un Dios vivo y operante, que se identificó plenamente con nosotros, cargó con nuestras culpas y nos transforma y nos hace renacer en su amor.

Santa Faustina recibió revelaciones del amor misericordioso de Dios, que desea ser derramado sobre toda la humanidad. Ella nos invita a dejarnos cautivar por el amor de Dios, poniendo nuestra confianza en Jesucristo, repitiendo con fe: Jesús, en ti confío, con la promesa de que si rezamos la coronilla de la misericordia, así sea una vez en la vida, recibiremos la gracia de su infinita misericordia.

La misericordia infinita de Dios la expresan las Sagradas Escrituras. Mostró su plenitud en Cristo Jesús y se manifiesta en la historia de las personas, familias y pueblos que la acogen.

El corazón traspasado de Jesucristo, del que brotó sangre y agua, es una fuente de misericordia que está renovando a la humanidad a través del Espíritu Santo, presente y operante en los sacramentos.

No permitamos que las dificultades de la vida roben nuestra esperanza. Nuestra confianza está puesta en Dios, que no se muda, que no cambia, que siempre está ahí, invitándonos a dejarnos cautivar por su amor para que vivamos el paraíso en nuestra alma, y cualquier realidad que experimentemos sea camino para fortalecernos y acercarnos a la fuente de la misericordia de Dios.

Unidos a María, profundicemos nuestra relación con Jesús resucitado. El corazón de ella fue traspasado en la cruz pero rebosa de gozo en la resurrección y cada vez que nuevas personas aceptan la misericordia de su Hijo y se dejan cautivar por su amor, descubriendo el verdadero sentido de su existencia. Repitamos con fe en todos los momentos: Jesús, en ti confío, y así, con su poder, gracia y misericordia, nos transformemos en vehículos de su amor.



*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.



judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese