Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.911,99
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.162,12
UVR, Ayer
$247,12
UVR, Hoy
$247,20
Petróleo
US$48,37

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Misterios del 2

No deja de ser interesante la estructura binaria que parece presidir la historia de Colombia.

Como si las tensiones que producen bamboleos, estancamientos, movimientos adelante o vueltas atrás de la vida, requirieran siempre de dos, sin más.

Largos años de confrontaciones fueron presididos por el bipartidismo político. El paraguas de cada una de las colectividades debía ser suficiente para definir y satisfacer las diferencias de una sociedad. Esta manera de repartir, hasta ahora no admite interferencias.

El esforzado reconocimiento de la pluralidad y lo infinito de lo diverso en la última década del siglo pasado, por la Constitución Política, debe enfrentar en su comprensión y aceptado desarrollo el problema cultural y político de una dirigencia que en su mayoría no ha logrado superar la concepción dual del mundo y sus creaturas.

Así la sociedad se divide, en lo religioso, entre la Iglesia Católica y los otros innúmeros credos que se ponen en la bolsa común de los infieles. Es decir, sólo dos. En lo político, cuando conviene, los trapos tradicionales, rojos y azules, se vuelven uno bajo la denominación de los sacrificados sostenedores de la civilización y la democracia. El resto son envueltos en la carpa del terrorismo en la cual cohabitan armados y propugnadores de muchas formas de lucha. Entonces dos. En lo social un sector emprendedor, hacedor de fortunas por su imaginación y su empeño, uno, y los otros los pobres, esos ciudadanos incapaces de inventarse un negocio, de rebuscarse un tesoro, los pobres son pobres porque quieren, si para atesorar basta poner una fonda antioqueña, ¡ave María! Dos también.

Por lo regular la presencia de un tercero se ha vuelto inadmisible y poco a poco se desvanece por su propio cansancio o por la constante y empecinada exclusión de quienes pertenecen a uno o a dos. Como los amantes de un hombre o una mujer casados. Un tres difícil. Así el partido Comunista, el Demócrata Cristiano, la Anapo, el Socialista, la Noemí independiente, el Antanas cívico, Benito el imaginativo, Goyeneche el escribidor, y aquellas tercerías olvidadas dentro de uno o dos de Gabriel Turbay, Jorge Eliécer Gaitán, Ruíz Novoa y sus tres soles, Camilo Torres Restrepo, el mal bailarín del cura Hoyos, o Carlos Pizarro, Bernardo Jaramillo, Pardo Leal. Y ya vemos la agónica sobrevivencia del Polo y su admirable conjunción de comunistas ortodoxos, sindicalistas que han probado casi todo: los ministerios del sistema, los cuerpos de representación, las alcaldías y las gobernaciones, los litigios exitosos y una que otra notaría, el maestro Darío Meza los llamó “la aristocracia obrera”; y la empecinada vertiente china con su voluntad radical de mandarines y su pureza de bonzos.

Habría que preguntarse si el corsé de hierro del dos es el motivo de que el Gobierno no entienda o simule no entender por qué los chamuscados computadores del señor Reyes no sirven ni para museo. Se cae el dos del uno: ¿los parapolíticos qué harán sin los farcpolíticos? Los magistrados lectores de Porfirio saben aquello de la vida undívaga y abierta como un mar.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese