Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-03

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-03

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:02

Marea max.: 19 cms.

Hora: 13:37

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 1.8 a 9 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-03

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Mono cuco afrodescendiente

Está de moda ser afrodescendiente en Cartagena, con sus riesgos y bemoles. Hasta los blanquitos levantaron su voz para mostrar su negro en alto. Todos somos afrodescendientes aunque el color de piel diga lo contrario y no se tenga conciencia de ello. De África proviene toda la humanidad, bajo la luz y la sombra del sol.

Pero no nos quedemos en la epidermis. Dos de los mejores poemas de celebración de lo africano en este país, lo escribieron dos blancos: Jaime Jaramillo Escobar, con su Mamá negra, y Jorge Zalamea Borda, con Imprecación del hombre de Kenya. En un recital poético en Cartagena, una ministra me excluyó de la lista de poetas lectores porque me faltaba ser negro para lograr el mérito de poeta.

En los foros de afrodescendientes no puede asomarse un “blanco” que diga ser afrodescendiente porque queda descalificado. Qué ironía porque la niña Nina de Friedeman, con semejante apellido alemán, era devota de los negros. El orgullo de ser afrodescendiente tiene un riesgo: excluir a las comunidades indígenas y mestizas del proyecto social y cultural de nación, y repetir el esquema de las discriminaciones que desde la esclavitud se padecen en una Colombia racista, excluyente y desvertebrada.

Ahora todo suena a afrodescendiente, hasta la alcaldesa de Cartagena enarboló esa bandera y en los videos promocionales del bicentenario no aparece un blanquito. Al inicio de toda esta fiebre, un muchacho se graduó de artista en Bellas Artes poniéndole pelucas afro a las estatuas de los mártires de Cartagena. Y en el cementerio de Manga, se blanqueó primero el rostro del afrodescendiente Juan José Nieto hasta desaparecerlo del paisaje. Qué horror. Quien lo creyera. El fantasma de Hitler reaparece para recordar la monstruosidad de soñar una raza perfecta.

Aquí entre nos, ya era hora de reivindicar la historia de los negros, caballero, y empezar a escribir una historia que además los valorara como parte esencial de nuestra nación. Con esa misma intención se hizo la biblioteca de afrocolombianos y en buena hora, la Universidad de Cartagena logró este año la memoria histórica de los afrodescendientes en los archivos de Sevilla, Madrid y Archivo General de la Nación. Eso es palabra mayor, gracias al rigor del historiador Alfonso Múnera Cavadía, reconocido como uno de los personajes afrodescendientes del país.

Cartagena y el país necesitaron vivir este proceso de visibilización de los afrodescendientes en busca de una sociedad igualitaria, pero las inclusiones han generado otras exclusiones: el olvido de los indígenas y los mestizos. Nadie puede negar que sin lo negro este país fuera una fatalidad. Y el Caribe, sin duda, una gelatina sin sabor. La gracia colombiana es esa mezcla forzada y afortunada entre lo africano, lo europeo y lo americano.

Yo me río cuando en ciertas familias europeizantes desdeñan lo africano y son los primeros en buscar amante o esposa afrodescendiente. Lo que niegan socialmente lo afirman sexualmente. Creo que se ha avanzado mucho en reivindicaciones sociales y culturales en una ciudad que padeció la infamia de la esclavitud y el comercio negrero y la impiedad de la Inquisición. Aquí todos tenemos que unirnos. Negros y blancos, zambos y mestizos, mono cucos y monos jabaos, uníos, porque ¡hasta el más blanquito es afrodescendiente!

*Periodista

gtatis@eluniversal.com.co

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Felicitaciones, excelente

Felicitaciones, excelente artículo, pilas pues los dirigentes de las organizaciones afros, hay gente de piel más clarita pero de pelo crespo, boca grande, nariz un poco chata y blancos que no son racistas. Hay que abrazar a todos los que apoyan la causa contra la discriminación racial!