Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-08

Dólar (TRM)
$2.989,71
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.207,95
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,34
Petróleo
US$49,77

Estado del tiempo
2016-12-08

marea

Marea min.: 0 cms.

Hora: 12:48

Marea max.: 14 cms.

Hora: 07:03

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 08 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-08

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Mucho anda mal

Resulta interesante reflexionar, con la inevitable desolación que Steiner atribuye al pensamiento, sobre lo que ocurre al mundo.

Si acaso las desproporcionadas catástrofes colectivas, hambrunas, pestes, guerras, suicidios religiosos, potenciaron el ejercicio personal del mal, la dedicación al crimen, a los incendios, al robo.

Tal vez el término colectivo no sea el más adecuado para cuanto afecta de manera indiscriminada o selectiva a un número vergonzoso de humanos. La idea de colectivo alude a formas de organización social que suponen intereses virtuosos. Distinto a las montoneras formadas por la mala hora o la manipulación.

En la conciencia de los tiempos están: alguien mata a su hermano; unos fanáticos matan a un hombre en la cruz; el estudiante Raskolnikov mata a la anciana casera; un orangután destruye a dos mujeres en cierta calle de París.

Han transcurrido años y horrores. Dos guerras de espanto. La trata de esclavizados. El exterminio de judíos. El resurgir del delirio con la oscuridad bíblica del génesis, pueblos arrasados por su inerme creencia, el ángel exterminador bajo la forma de un casi niño con la espada flamígera de la mini Uzis.

Las expresiones anteriores de la perversidad humana han tenido por lo regular explicaciones racionales o compasivas. La razón vigente en cada uno de los hechos de anomalía extrema ha acudido a su arsenal de argumentos para proteger a quienes quedan del miedo total, la vida como venganza, y el dolor, una enfermedad incurable. Es un esfuerzo loable. Aunque Goya advirtió adónde conducen los sueños de la razón. Si lo atendemos no se habrá logrado nada distinto a aumentar los monstruos que devoran lo humano sin saciarse.

Entonces una vez más el arte y sus intuiciones permiten indagar, preguntar, comprender. Un solo ejemplo: qué diferencia y cercanía asemejan al personaje de Dostoievski de los dos pobres diablos de Truman Capote en lo que él quiso llamar A sangre fría porque su poderosa intuición artística tenía las nuevas interrogaciones pero ninguna respuesta. Como corresponde. El arte se liberó de la tiranía de las respuestas. Su espléndida libertad propone la inutilidad como aspiración suprema de la compasión.

Raskolnikov mató por un motivo, complejo y también con huellas que sirven para entenderlo. No para la policía. Los de Capote ni siquiera supieron qué ocurrió. Como si el proceso de convertir todo en una anónima cosa despojara de importancia a la destrucción de esa cosa. Más de una vez el novelista lloró por ellos y por él mismo. Nunca por los muertos.

A lo mejor allí resida el reducto de un enigma. Ni oráculo ni sicología sin diván. Las consideraciones obvias sobre la violación de la inocencia de Noruega no sirven para enfrentar el pánico y la derrota.

*Escritor

rburgosc@postofficecowboys.com

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Por lo general leo columnas

Por lo general leo columnas de opinión; me resulta inquietante ke, los de su generación, hasta ahora se percatan de como anda el mundo o las nuevas generaciones. (Albañilería compleja). Insisto en que aun no se ha entiendo -de manera generalizada- en ke consiste la aceleración o la velocidad actual del cambio. Ud. nació cuando aún no había TV, o cualquier otra joda que incluya el prefijo "tele".