Indicadores económicos
2017-03-30

Dólar (TRM)
$2.880,24
Dólar, Venta
$2.876,00
Dólar, Compra
$2.670,00
Café (Libra)
US$1,56
Euro
$3.092,51
UVR, Ayer
$247,28
UVR, Hoy
$247,36
Petróleo
US$50,35

Estado del tiempo
2017-03-30

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 08:30

Marea max.: 16 cms.

Hora: 00:51

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-03-30

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Mujeres y gendarmes

Es interesante cómo los vecinos y ciudadanos, informadores y analistas, examinamos y terminamos por calificar las conductas ajenas, las flaquezas, los desvíos del deber.



Nadie podía prever que una pasión traviesa de policías, durante sus turnos de servicio, condujera a la condena desproporcionada y al desprestigio de la bella ciudad donde ocurrieron los hechos.

Nadie, tampoco, se ha compadecido de esos hombres, ¿no había mujeres?, que sometidos a la presión insoportable de desconocer en cuál instante el avión emblema del poder en el mundo será atacado, o una hechicera pondrá veneno en el agua del Presidente. O una flecha o una piedra, o una bala, o una bomba o un misil, borrarán el agradable gesto desgarbado de jugador de basquetbol del señor Obama. Pobres policías con sobresaltos y pesadillas brincando en medio de sirenas y ataques irremediables. Ellos han cuidado al hombre del mando en lugares donde las guerras todavía son carbones encendidos, odios sin cura, misiones de Dios.

Y de repente llegan a una orilla del Caribe donde la inocencia y cierta tontería de algunas gentes arman un descomunal gatuperio porque el Señor dormirá dos noches, comerá postas de sábalo fritas en manteca de puerco, probará el agua de panela con limón y cubos de hielo que cura las ulceras nerviosas. Nadie se da cuenta de que quien debe agradecer ese instante de la vida es el visitante. Podrá dormir y quedar en la inconciencia de que le importa un pepino que se maten los palestinos y los israelitas, que las tropas en esa lejura del mundo sufran bajas, que algunos torturen. Que los republicanos no quieran ver inmigrantes sino en la cocina y el jardín de sus casas. Que paguen su Salud los que puedan y si no se mueran, ¿quién desperdicia ese sistema de control poblacional?

Y esa paz de cielo abierto y mar de horizonte inalcanzable, de piedra ennegrecida y vetas verdes de los líquenes que canta en las noches, y los olores de cangrejos asustados y rescoldo del coco en el hierro de los calderos, esa, libera la sostenida obsesión impuesta a los gendarmes de un único ser: vigilar, proteger, sospechar, cuidar.

Por supuesto nadie considera que el trópico es un estado de alma. Que no siempre en lo alto de una palmera acecha un Vietcong vengador. Y los agentes sufren el delirio de la belleza cuyo poder es muy superior al del miedo, la sangre, la muerte, el atropello.

¿Qué pasaría con nuestros médicos y sicólogos? Si no era necesaria una copiada de hierba de la Sierra para sentir los estragos de la belleza.

Cómo es posible que los voceros de la opinión no propusieran el ensayo amable de invitar a los policías con sus esposas para que vieran que aquí no se requiere de la putería. Que la luz del Caribe, el anuncio incansable del mar, la brisa del atardecer, el calor que abre manantiales en la piel antes insensible, propicia los reencuentros del deseo con el amor y se pueden cumplir las promesas.

¿Acaso no vieron a la Hillary sin el tonto de Bill, bebiendo una cerveza y tirando tres pasos en El Habana y mostrando la autonomía femenina?

No. ¡Qué lástima! Parece que el sol aturde a los foráneos.

*Escritor

rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese