Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Multitudes en la globalización

Gustavo Le Bon, en su obra "La psicología de las multitudes", escrita en el decenio de los sesenta, reflexionaba así: "La acción inconsciente de las muchedumbres sustituye la actividad consciente del individuo.

Lo cual también es cierto si la multitud está integrada por personas de diferentes estratos culturales. Los grandes disturbios que preceden el cambio en las civilizaciones, tales como la caída de los grandes imperios o la fundación de otros a primera vista están determinados específicamente por transformaciones políticas, invasión extranjera o el derrocamiento de dinastías".

Un estudio más atento de tales eventos demuestra que, detrás de estas causas aparentes, la real parece ser una profunda modificación de las ideas de los colectivos, de las masas, como las llaman otros. Los cambios importantes resultan de la renovación de las civilizaciones y afectan ideas, concepciones y creencias. Le Bon insistía: "los eventos memorables de la Historia son los efectos visibles de los invisibles cambios en el pensamiento humano". La razón de estos eventos revela  que no hay nada tan estable en una raza como el fundamento hereditario de sus pensamientos.

Hace varias semanas señalamos que las multitudes derribaron al dictador Hosni Mubarak en Egipto, terminando un régimen de más de treinta años. Las revueltas en Bahréin, Yemen, Libia e Irán, el Movimiento M-15 Indignados, de España, las sangrientas protestas en Grecia contra las medidas del Gobierno, que siguen las recetas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea. La huelga, sin precedentes recientes en Inglaterra, contra las política de cambio en la edad de las pensiones, es la muestra evidente de cuán contagioso es el fenómeno de las multitudes y su influencia en la era de la globalización, catalizadas por las modernas comunicaciones, el internet y otros medios, que impulsan esos cambios colectivos en cualquier lugar del mundo.

Le Bon alcanzó a diagnosticar con precisión el comportamiento de las masas, inclusive antes de la globalización. Ahora con más frecuencia en las distintas latitudes se presentan revueltas en las cuales las muchedumbres hacen prevalecer su poder cuantitativo y modifican las estructuras sociales y económicas.

En  la Argentina, en el año 2010, los transportadores de las oleaginosas: sorgo y trigo, se negaron a llevar esos productos de exportación a los puertos de embarque. Exigían a los dueños y al gobierno argentino mejores tarifas debido a su buen precio en el mercado externo. El paro de transportadores ocasionaba un gran descalabro a la economía de ese país. La mandataria Cristina Kirchner sorteó hábilmente la situación. En el resto de los países latinoamericanos no se percibe ese tipo de reacciones pero ello no significa que el fenómeno contagioso de las multitudes de Le Bon no pueda en un momento dado reflejarse en las masas de algunos de ellos, en razón a sus evidentes desequilibrios sociales.

Queda mucho por analizar de esta relación simbiótica entre la psicología colectiva, la globalización y los medios, en la estructura, conformación y permanencia de los gobiernos y el futuro de la democracia.

*Médico Cardiólogo. Ex Director de El Universal. Académico de Número de la Academia Nacional de Medicina, de la de Cartagena y de la de Historia.

dmorond@une.net.co

 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...vivimos en época de

...vivimos en época de cambio; algo asi como cuando pasamos de la Edad Media al Renacimiento o del paleolítico al neolítico; o cambio en la cosmovision o la noosfera, tal como fue haber pasado de un mundo plano a uno redondo. Ello no es perceptible o no se evidencia a cierta escala de observacion; es probable ke hacia el año 1300 nadie hubiese entendido que 100 años después estarían en "otra época histórica"; creo ke igual pasa hoy.
(PDT. Soy solidario con su dolor por la reciente perdida)