Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-02

Dólar (TRM)
$3.068,34
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,65
Euro
$3.281,53
UVR, Ayer
$242,38
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,06

Estado del tiempo
2016-12-02

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 22:51

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:55

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-02

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Murió Jaime Díaz

Murió Jorge García Usta, el maestro Grau, El Cuchilla, Sincelejo, Etelvina Maldonado, y ya bastante triste era, cuando empezamos a sentir angustia porque la ciudad estaba desapareciendo.

Lo sentí la última vez que vi a Jaime Díaz, pensé en su pelo de loco, y en todas las veces que, cuando niña, lo advertí como un ser misterioso

Lejos de pertenecer a sus mundos, era una observadora, una voyerista que se asombraba con su existencia. Lo seguí en silencio mientras se acomodaba ese pelo extraño que me hacía pensar en Albert Einstein. 

  • De Jaime se ha dicho casi todo. La intensidad con la que vivió su vida y su relación estrecha con el teatro, ayudaron a hacer a Cartagena menos insoportable. Sospeché que la ciudad dejaría de ser lo que es el día en que él se marchara. Lo leí un par de veces, descubriendo en sus líneas las razones que escindían la vida de un abogado de un teatrero, y las mismas razones que las juntaban.

Son los seres humanos como él, los que nos llevan al futuro, y nos sacan de la estrechez de las murallas. Jaime Díaz nos enseñó que se puede ser de muchas formas y no de una sola. Ser, con todas las dimensiones y las implicaciones.

En su funeral en el salón Pierre Daguet de la Escuela Bellas Artes de Cartagena, descubrí tantos rostros caminar hasta su ataúd, con sus camisas bien tenidas y todas las canas de mundo, una generación valiosa que no conoció el cansancio, y que pese a las herencias coloniales abrumadoras, encontró muchas formas de escribir lo que ahora somos.

Allí caminaron, despidiéndose del maestro Díaz Quintero, algunos con lágrimas en los ojos, con sus pasos cansados por el tiempo, por luchas memorables, por locuras, disciplinas de todos los días. Abrazaban a su hija, miraban el cajón de reojo, como diciéndole “viejo Jaime, nos vemos”, y una trompeta interpretaba el toque militar del silencio, y las palabras del maestro José Ramón Mercado se escuchaban borrosas, recordando con su poesía que la última vez que vio a Jaime era justo como él era.  Como todos lo vimos. Como solo Jaime podía ser.

La ciudad se va desdibujando y se va convirtiendo en otra cosa. Van muriendo los personajes que hicieron que fuéramos nosotros y no otros. Mal hechos, bien hechos, no importa, pero lo que somos. Los personajes que no tienen ningún discurso, que no planean ser dirigentes, que no tienen ínfulas de nada sino de ser. 

Va envejeciendo una generación intensa.  Se va encorvando y perdiendo en sus propios silencios ancianos. Va muriendo de infarto, de viejos, de repente, de lo que sea. 

Los jóvenes tienen el desafío enorme de ser un relevo. De despertarse del letargo y aceptar el reto de ser ellos los nuevos personajes que hacen que esta ciudad sea justo esta y no cualquier otra.

Tania, Iván y Salim, le aprendieron a su padre esa rectitud que no se doblega y esa pasión por sus convicciones. Pero no basta con que ellos sean quienes releven su pasión por lo que hacen y son, somos muchos los que tenemos que exigirnos la misma entrega por lo que creemos.

*Psicóloga

claudiaayola@hotmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

QUE BIEN Dr. CLAUDIA.

QUE BIEN Dr. CLAUDIA. CARTAGENA SE ESTÁ QUEDANDO HUERFANA DE ESOS PERSONAJES CULTOS,Y QUE NO TANTO LO CULTO SINO QUE ENCIERRAN EN SU AMABLE FIGURA UN MISTERIO TAN PARECIDO COMO EL DE LA CIUDAD AMURALLADA.SE FUE UNO GRANDE DEL TEATRO,QUE ESTABA POR ENCIMA A UNA GRAN CANTIDAD DE PERSONAJES DE TEATRO INFLADO POR LA T.V CACHACA. PAZ EN SU TUMBA,Y ME DESPIDO CON EL NOMBRE DE UNA PELUCULA DE UNO GRANDE DE LATINOAMERICA CANTINFLAS EN : ABAJO EL TELON

Que bello escrito..lo que

Que bello escrito..lo que usted dice es verdad ,nos estamos quedando sin personajes reales dedicados a ser y no al tener....

Personas como Jaime, son

Personas como Jaime, son irreptibles, pero confio en que no todo esté perdido, que la generación actual y la que viene con su particular estilo abran nuevo senderos que nos saquen adelante. Jaime era irreverente, postmoderno, fiel a su pensar y un amigo fantástico.

POR DONDE SE MIRE HAY QUE

POR DONDE SE MIRE HAY QUE RECONOCER EN JAIME DÍAZ, A UN PERSONAJE QUE REFERENCIABA LO INSÓLITO Y LO EXCÉNTRICO, QUE HACÍA CASO OMISO A UN MEDIO EN DONDE SE MENOSPRECIA EN MUCHOS SECTORES, LO QUE PARA UNOS POCOS, SIGNIFICA LA PASIÓN QUE ENCIERRA EXCEPCIONALMENTE EL TEATRO Y LA CULTURA. ERA UN HOMBRE INTELIGENTE Y CULTO, QUE SUPO COMBINAR MILIMÉTRICAMENTE SUS DOS GRANDES APORTES A LA SOCIEDAD: LA DOCENCIA Y EL TEATRO. PAZ EN SU TUMBA.

Claudia, tienes toda la

Claudia, tienes toda la razon, En Cartagena ya no estan quedando esos personajes innatos sin infulas de grandeza etc, Paz en la tumba del profesor Jaime Diaz

Todo fallecido "era bueno" y

Todo fallecido "era bueno" y toda reciencasada esta "lindisima" . pero yo lo conoci, y era pesimo profesor, viva un mundo para el solo,no transmitia conocimiento. y en el teatro si muy dedicado

paz en su tumba