Indicadores económicos
2017-02-27

Dólar (TRM)
$2.886,52
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.062,30
UVR, Ayer
$244,39
UVR, Hoy
$244,48
Petróleo
US$53,99

Estado del tiempo
2017-02-27

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 18:20

Marea max.: 9 cms.

Hora: 11:30

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 33 a 42 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 2.0 a 2.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-02-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

3 - 4
Taxis
7 - 8
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Nacidas para perder

Esta oración parece ser el día a día empresarial de las mujeres en el mundo. Recientemente el Congreso colombiano aprobó la propuesta que amplía de 12 a 14 semanas la licencia de maternidad. Esta nueva ley les permitirá a las futuras madres comenzar su licencia dos semanas antes de la fecha del parto, es decir, fuera del ambiente empresarial.

Así el proyecto haya sido presentado por congresistas mujeres y la excusa sea ajustarse a las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no las releva de la responsabilidad social que sobre ellas recae y, por tanto, no genera condiciones que permitan disminuir la discriminación en la medida en que siguen ligadas a las labores domésticas. Las mujeres trabajadoras en Colombia dedican entre tres y cinco horas diarias en estas labores.

Joanna Barsh y Lareina Yee, Directoras de Mckinsey, en New York y San Francisco, respectivamente, realizaron un estudio que muestra que existe “una barrera invisible” para la mujer en el mundo empresarial que no es reconocida, pero que en la realidad bloquea su desarrollo. Las probabilidades de avance de los hombres son sobre dos veces las de las mujeres. Y casi cuatro veces más hombres que mujeres dan el salto desde el comité ejecutivo a la alta dirección. Solo el 3% de los altos ejecutivos, de las de las 500 mejores empresas calificadas por la revista Fortune, son mujeres.

Nuestras grandes empresas mundiales y locales perciben a las mujeres como de alto riesgo en altos cargos y dudan ofrecer a las madres trabajadoras oportunidades de trabajos relacionadas con viajes y estrés. De acuerdo con las mencionadas expertas Barsh y Yee, la mayoría de las mujeres que desempeñan altos cargos directivos tienen deseo real de conducir, pero obtienen un apoyo nada significativo para hacerlo, y no están en la fila para promoverse en la línea jerárquica de la empresa.

Cuando los líderes se comprometen a la diversidad de género, realmente lo hacen en el furor del momento, pero sus creencias arraigadas generan barreras invisibles dentro de las organizaciones. Las excusas son variadas y totalmente discriminatorias: "Ella es demasiado agresiva" (o "demasiado pasiva"). Esta percepción termina la carrera empresarial de la mujer. Esta sentencia tiene diferente connotación si es hombre, ya que el tratamiento es diferente: recibe el entrenamiento adecuado para que mejore pues ahí sí existe la necesidad de sus conocimientos y experiencia.

Para Luz Gabriela Arango, en su ponencia, “Genero, Globalización y Desarrollo”, a escala “invisible”, la sociedad necesita del trabajo doméstico de la mujer, pues permite garantizar la reproducción de la fuerza de trabajo, contribuyendo a abaratar los costos de reproducción de la fuerza de trabajo y a amortiguar la pérdida de poder adquisitivo de los salarios

Históricamente éste ha sido responsabilidad de las mujeres, debido a que el rol femenino está ligado a la reproducción biológica y las tareas del hogar, y por ello no ha tenido ni reconocimiento ni valoración social ni económica. Esta concepción de economía política, soportada en el concepto religioso de que primero fue el hombre (Adán y Eva), ha contribuido a reforzar la barrera “invisible” de Barsh y Yee.

¿Cuándo será diferente el día a día empresarial de las mujeres en el mundo y en Colombia?    



*Docente



jumoral@unitecnologica.edu.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese