Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-05

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-05

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 15:05

Marea max.: 18 cms.

Hora: 23:25

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.4 a 0.6 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-05

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

3 - 4
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Negreada o blanqueada

Sin embargo por no ser negra de “verdad, verdad” no puedo participar en igualdad de condiciones a convocatorias dirigidas a afrodescendientes.
Por segundo año consecutivo apliqué para una de las dos becas de Maestría en Desarrollo y Cultura que ofrece el IPCC, por aquello de que el que persevera, alcanza. La convocatoria estaba dirigida a gestores culturales de estratos 1, 2 y 3, preferiblemente mujeres y/o afrodescendientes. Creí que cumplía el perfil, pero el año pasado quedé detrás de todos los de piel negra, lo que me hizo pensar que quienes no cumplíamos esa característica estábamos en desventaja. Al averiguar por aquello me dijeron que no era así, que podía presentarme nuevamente, no sin antes pagar otra vez la inscripción de más de $100.000.
Así lo hice, pero luego de la entrevista, me dijeron que aunque era una candidata excelente, con una muy buena calificación, estaba en desventaja frente a los “negros”.
En el listado de admitidos figuré de segunda entre los aspirantes a las becas, pero se las dieron al primer y tercer lugar, quienes coincidencialmente tienen la tez negra, y pese a que las mujeres teníamos prelación (discriminación con la que tampoco estoy de acuerdo), un hombre ocupó el primer lugar, es decir que en su caso primó la evaluación académica, como debe ser.
Más allá de la decepción personal, me sentí discriminada. He perdido identidad, porque no sé a qué grupo pertenezco. Siempre reconocí en mis costumbres y rasgos, al indio, al negro y al blanco, tanto en lo cultural como en lo físico, pero ahora soy excluida.  Para las tres razas se han creado cargos, cuotas, cupos, becas y beneficios a los que en mi condición de mestiza no podré acceder.
Como deportista recorrí rincones de esta tierra y un grupo de negros, blancos, indios y mestizos, representábamos al país en el exterior, siendo así la cara y el color de Colombia. En mi vida, me han llamado negra, bembona, negra tenías que ser, mulata, morena, prieta, negra mohína, etc. Al bailar champeta dijeron que tenía alma de negra; como arroz con coco; me he trenzado el cabello por gusto y la matrona de mi casa tiene el pelo rucho y la nariz de patacón; pero no soy afrocolombiana de acuerdo a la norma.
La Constitución del 91 reconoció la “igualdad” desde la “diferencia” (algo que a simple vista parece contradictorio). El término igualdad referido a una forma de justicia social en la que todas las personas tienen los mismos derechos políticos, civiles y las mismas posibilidades de acceder al bienestar social, es entendido por los “diferentes” como discriminación positiva, por lo cual, hoy gozan de “derechos especiales”.
En esa “igualdad” he sido excluida, porque no tengo los mismos derechos de ellos, ni de otros. Los morenos hemos sido negreados muchas veces, pero ahora nos blanquearon. En esta dicotomía, la pregunta no sobra. ¿Qué identidad tenemos? En aras de reivindicar a las minorías, un sector grueso de la población está en el limbo. Al respecto algo tendremos que hacer. Ojalá comencemos por devolverle su significado a la palabra "igualdad".


*Directora UdeC radio


martha_amor@yahoo.com
 

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Excelente columna, Martha.

Excelente columna, Martha. Refleja claramente la situación en la que se encuentra buena parte de la población cartagenera. Felicitaciones.

que pena por la manera de

que pena por la manera de pensar de nuestra gente, porque creo que si le hubiesen negado la beca a una persona de tez negra en cualquier otro tipo de situacion, entonces hay si, las negritudes atacaban a todos por discriminacion racial. lo que si es cierto que si no sabes si te sientes negra,blanca o mestiza tu lo que estas es buenisima!!!!!!

Martha, Felicitaciones por tu

Martha, Felicitaciones por tu columna.
Es muy lamentable lo que te acaba de suceder y es una muestra de como se fomenta la discriminación desde las altas esferas. Aún en pleno siglo 21 y celebrando un bicentenario de independencia, aún no nos hemos concientizado que si queremos avanzar necesitamos eliminar esos prejuicios coloniales y ancestrales de nuestras mentes. Que maravilloso sería brindarle las oportunidades a la gente por sus méritos y esfuerzos, independiente de su estrato, cultura o anglo-española-indigena-afrodescendencia. Me pregunto ingenuamente ¿que tiene que ver el color? ¿será que si Obama hubiese nacido en Cartagena hubiese sido presidente de colombia por sus méritos y esfuerzo?

Apreciada Marta: Sin lugar a

Apreciada Marta: Sin lugar a dudas tu eres una afrodescendiente como la gran mayoría de cartageneros, así como el Insigne Director del Universal, pero tus condiciones socio económicas son muy diferentes a quienes debían ser beneficiados, por ejemplo: Ser empleada de la Universidad de Cartagena, el estrato socio-económico del sector donde vives y tu clasificación en el SISBEN hacían inviable su selección para la beca.
Más bien puedes aplicar a las becas de la fundación Santander de la Universidad Complutense de Madrid.

Desgraciadamente con ese

Desgraciadamente con ese eufemismo de las minorias, hen hecho creer a la gran mayoria de los colombianos, que los negros y los indigenas tienen derechos especiales porque se los han dado y no porque se lo merecen y lo peor del caso es que personas como Bernardo Romero han comido del cuento y el, asi hay muchos, le han sacado alguna utilidad a esa mentira. Sin ser exagerados, al aplicar un Paretto a Cartagena, encontramos que apenas un dos o tres por ciento de la poblacion, se podria calificar de "blanca" y son los que han enviado a sus hijos a estudiar fuera de Colombia y se han casado con algun extranjero.

Los demas todos tenemos algun

Los demas todos tenemos algun porcentaje de indios o negros, aun cuando no lo querramos reconocer. Es bueno saber, que la gran mayoria de los llamados "blancos", provienen en su gran mayoria de los inmigrantes libaneses o sirios, mal llamados turcos en Cartagena, personas honestas y trabajadoras, pero que en sus paises no pasaban de ser campesinos, en Cartagena su descendencia estudio y hoy ocupan los cargos de liderazgo, dejados por los nativos, por llevar el gen de la colonizacion española,

No acepto la palabra

No acepto la palabra "igualdad", ya que ella implica la diferencia, mas bien se deberia hablar de EQUIDAD, que es lo que falta en Cartagena, quien de verdad tenga sus meritos que se le de lo que exija o reclame, no como un acto de sibaritas arrepentidos sino por sus capacidades y cualidades. Nota: La gran mayoria de la inmigracion actual a Cartagena, tiene el gen de la drogadiccion y por eso se han quedado alla, la descendencia de estos no servira para nada...Martha, animo, insistir y persistir, seria mi consejo..

la directora de UdC Radio

la directora de UdC Radio dista de ser una mujer afrodescendiente con labores en comunidades étnicas. No es cierto que tenga un sueldo miserable, pues estamos hablando de un importante cargo en la Universidad de Cartagena, no es cierto que sea una mujer pobre, y no es cierto que haya sido discriminada por no ser suficientemente negra.

Tampoco es cierto que Martha Amor haya tenido un programa de radio llamado Negro tenías que ser, como señala Daniel Samper Pizano. “Negro tenía que sé” es una campaña que nace dentro de una iniciativa del Centro de Formación de la Cooperación Española, que apoyó a 25 jóvenes del barrio Villa Hermosa, ubicado en la localidad 3 de la ciudad de Cartagena y se identifica como la última invasión después del barrio Nelson Mandela. La coordinación estuvo a cargo de la trabajadora social Lewis León y la campaña fue diseñada por los jóvenes.
fragmento columna claudia ayola en semana.com

La beca del IPCC está

La beca del IPCC está diseñada como una acción afirmativa que le apunta a la inclusión social, apoyando especialmente a los tradicionalmente discriminados. El cargo, el sueldo, el club, el carro, la casa, los estudios en una prestigiosa universidad privada, el reconocimiento social, los múltiples viajes al exterior, son quizá razones más fuertes que el color de piel, para que Martha no sea la beneficiaria de una beca de 22 millones de pesos con recursos públicos. El color de la piel no fue lo que le impidió a Amor ganar la beca.
De la misma manera como algunos inescrupulosos pretenden aprovecharse de los beneficios de los desplazados, no resulta extraño que ahora más de uno quiera ser pobre, negro, indígena y mujer.
fragmentos columna claudia ayola en semana.com

Creo que en el momento en sé

Creo que en el momento en sé que se decide realizar una columna se debe hacer con argumentos de peso donde la gente aprenda ,se informe y se argumente .No se puede estar escribiendo solo por menos cavar una determinada etnia, que la sociedad durante años ha discriminado.
Si bien es cierto en toda convocatoria existen unos conductos a seguir por favor mujer columnistas del universal simplemente se tiene en cuenta los requisitos; ahora bien si tanto deseas realizar esta maestría cuentas con el capital suficiente para pagarla según tu estratificación socioeconómica y no pretendas robar los espacios de la gente menos favorecida en la ciudad.
Aaaaaaaaaaa se me olvidaba te invito a que leas un poco sobre las características físicas del negro o afrodescendiente.