Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-10

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-10

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 00:49

Marea max.: 24 cms.

Hora: 08:19

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2016-12-10

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

7 - 8
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Nerviosa impaciencia

Referirse a los asuntos que ocurren en la capital del país, cargan dos malicias. O la venganza dulce contra el centralismo fallido y con pataleos. O el aprovechamiento de la exhibición amplia de cuánto en las alturas sucede.

Sea la una o la otra, permite establecer conductas, problemas, y su generalización aceptada o su particularidad restringida.

Pueden mirarse las peculiaridades que presentan los alcaldes electos. Se trata de una autoridad en ciernes que debe esperar, con paciencia discreta, su fecha de posesión para asumir funciones, tener responsabilidades, atender obligaciones. En resumen ejercer lo que llaman mandar. El mando mandón con toque de mandurria.

Entre la elección que en su buen entender, apasionado o razonable, hace el pueblo y el día de la posesión, se abre un tiempo que la sabiduría burocrática logró convertir en un trámite más y denomina empalme. En su acepción inocente se refiere a juntar dos maderos o poner un techo de palma, por aquello de que las hileras de esta hoja se traslapan unas sobre otras en orden ascendente hacia el caballete del rancho.

Por lo general quien resulta elegido ha convencido a los electores de las bondades de su programa. Algunos, presentan ese programa ante un notario para hacer el reconocimiento de documento privado y autenticar la firma. A la salida los espera la fanfarria. Es infinita la ingenua creencia de las gentes en los ritos inútiles de leyes sin sentido, vacías de espíritu.

Parecería conveniente que el alcalde electo dedicara el lapso que sigue a la agotadora campaña de discursos y voladores, encuestas y sobresaltos, a considerar sin angustias cómo y con quiénes va a llevar a la realidad inconstante el programa que llaman promesas. Y a disponerse al nuevo oficio desprendiéndose del reflejo condicionado de su anterior destino.

Pero hay que hacer empalme y una caravana de delegados como la peste de la langosta recorre oficinas, despachos, institutos, secretarías, gerencias. Cada quien mira con sus ojos y rinde informes con sus deseos. ¿No bastaría un informe del estado de la administración que concluye? Esa administración tiene la obligación y el derecho de terminar en paz lo iniciado y asegurar con sensatez lo inconcluso. Ya le llegará al electo su período.

Don Gustavo Petro, que se enfrenta a la tremenda responsabilidad de construir una salida imaginativa y renovadora a la izquierda, y de cumplirles a sus votantes lo mucho que con justicia esperan, parece querer graduarse de alcalde electo especialista en empalmes. Para fortuna de Bogotá D C las actuaciones de los electos no tienen consecuencias distintas a las políticas.

En estas semanas Petro ha incurrido en errores reiterados. Confundir a un denunciante de bellaquerías con un técnico. Meterse en un asunto laboral interno de la Contraloría donde él ni ahora ni después tendrá competencia. Proponer cambios a la ruta del metro sin conocer los estudios. Pedir suspensiones de los trabajos del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), sin saber y sin competencia. Calma pueblo. Cómo dice Agripina Carballo: ¿a ti qué te pasa? Algo te está sentando mal.

Es de esperar que Bromberg, García Márquez, Navarro, y De Roux, el Provincial, traigan cordura al electo desesperado. Por el bien.



*Escritor



rburgosc@etb.net.co

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese