Indicadores económicos
2017-11-21

Dólar (TRM)
$3.011,32
Dólar, Venta
$2.838,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,42
Euro
$3.547,63
UVR, Ayer
$252,09
UVR, Hoy
$252,10
Petróleo
US$56,09

Estado del tiempo
2017-11-21

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:05

Marea max.: 19 cms.

Hora: 12:57

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 6 a 14 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-11-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
1 - 2
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Nostalgia del Once

Pasó balumba de los 199 años. Bonita y reluciente en sus dos versiones, la de la independencia y la del reinado nacional. Mucho entusiasmo y creatividad para variar la presentación de las festividades.

Pero aún así la nostalgia se me revolvió al hurgar en el disco duro cómo se expresaba el sentimiento popular que las inspiraba en mi ya remota juventud. Alguien me dijo que es que no me he destetado de la Cartagena parroquial y procera que todavía olía a berrenchín de Sargento Mayor. El pasado en presente. Pudo ser.
El nivel de la rumba, en aquella parroquia que igualaba al señorón y al proletario, lo fijaba la espontaneidad de la gente: viejos y niños, rubios y mulatos, matronas y cocineras, todos con sus máscaras y sus disfraces en comparsa, esperando, bajo un sol abrasivo, a que el alcalde se encaramara en la muralla a leer el decreto que le transfería el poder al pueblo por cuatro días con sus noches.
Era más humana y familiar la algarabía. Todos nos conocíamos, aun cuando no fuéramos amigos. El Camellón de los Mártires se “taqueaba” de cabo a rabo. No quedaba un centímetro de tierra para un policía que vigilara. Pero no era necesario. Aparte de más humana y familiar, la algarabía se desarrollaba en una atmósfera de respeto. El borracho vociferaba sin agraviar a nadie. A lo sumo pedía para comprar otra botella de Ron Bolívar o de Anís de Coco. Hasta el lazarillo de monseñor López Umaña se desquitó, con un solo güepajé, de todos los silencios a que lo condenó la esclavitud de su oficio. ¡Milagro de la “Cumbia cienaguera”!
Causaba asombro la cordura con que el loco Arturo asumía el festejo: bañado, afeitado con barbera, vestido con ropa Nieso y perfumado con Alhucema Francesa, ganando indulgencias con Abraham Ibarra Jr, su protector sincero, quien le seguía los pasos desde la puerta del primer Magali París con ojo de centinela, a fin de que el personaje participara en la conmemoración con genuina prestancia.
La fiesta servía, pues, para transformar a la gente de modo favorable. Tanto, que en los desfiles, las batallas de flores, las cumbiambas, las fritangas y las ruletas de plumilla instaladas en el parque del Centenario, la tolerancia le rociaba sindéresis al delirio de los celebrantes. No era extraño ver, en tónica de romance, en pleno fandango, al taciturno Bolívar Eljach con la frenética “Carioca”, ni al atormentado Juan Chorizo con una de las hermanas Chamié.
Todos memoramos una escena inolvidable. La tarde del bando de 1954 encabezaban la multitud Gabriel Calvo Pasos, Bruno López Cowan, Ricardo de la Vega, Vicente Elías, Alberto Barboza y Jesús Caballero. Llevaban en alto los retratos de tres hetairas francesas –la Perrier, la Dufaux y la Hulot– y de dos guarichas nativas –la bella Tomasa y la negra Irene–, que testigos fueron de sus arrestos varoniles y de los pinitos parranderiles de José Santos Cabrera, Juancho Vélez Herrera y Manuel Pretelt Martínez, niño precoz y leyenda suprema de la mundología criolla.
Esta marcha nuestra –decía Pretelt al caer la tarde– es la prueba de que el sexo une a los cuerpos con las almas. Por eso evocamos a estas damas de la vida entre gaitas y tambores. Ellas perduran en nuestras pieles y mentes porque nos llenaban de ventura con las exhortaciones de sus jadeos.

Columnista y profesor universitario

carvibus@yahoo.es

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese