Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-04

Dólar (TRM)
$3.061,04
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.257,55
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,37
Petróleo
US$51,68

Estado del tiempo
2016-12-04

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:13

Marea max.: 19 cms.

Hora: 14:20

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 2 a 11 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-04

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Otra región

En ciertos círculos del interior del país se asegura que “la Costa”, en un país de dos inmensas costas, es la única región de Colombia. Desde afuera se le aprecia por su riqueza paisajística y cultural pero se le entiende como una unidad. Es tal la homogenización y la poca visibilidad de la diversidad que posee que los arquetipos que se construyen sobre sus habitantes la uniforman.

Con la idea de un canal regional, un organismo de planificación y una empresa eléctrica, entre otros entes que operaron gracias al interés de gobernantes en tiempos de reivindicaciones y propósitos comunes, se sustenta aún la idea de la existencia de una región en el Caribe.
De cuando en cuando ocurre un foro aquí y otro allá en el que algunos líderes de este lado del país levantan sus reivindicaciones frente al Gobierno nacional de turno, al otro lado del territorio nacional. Pero falta mucho para que el Caribe sea una verdadera región como desean los dos millones y medio de votantes que se acercaron a las urnas en las elecciones pasadas para votar por la existencia de la región del Caribe colombiano.
Pero el Caribe, más allá de su territorio relativamente uniforme y su historia, no es aún una región como tal en términos contemporáneos: en él las fuerzas centrífugas son mayores que las centrípetas, la fragmentación superior a la unidad, el enredo a las redes, la disociación a la asociación, los intereses particulares a los generales. Reina la desconfianza. No une a sus habitantes siquiera un equipo de fútbol. No hay negocios entre empresarios de una y otra ciudad, los puertos compiten, cada empresa saca de prisa el carbón a su manera y los medios refuerzan localismos provincianos. Las ciudades no voltean a mirar el territorio de donde provienen sus nuevos líderes y la desigualdad existe entre departamentos, dentro de los departamentos, entre ciudades y en ellas, y entre lo urbano y lo rural.
Poco se conoce de lo que sería el funcionamiento de la región como entidad territorial: sus competencias, financiación, sistema tributario, relaciones con los otros niveles de gobierno y organización política. Mientras tanto la Nación sigue haciendo de las suyas y sus instituciones rectoras organizan la atención a los asuntos en el Caribe a su antojo. Ni siquiera el nombre de la región lo usan correctamente. Pueden perfectamente asociar a Córdoba con Antioquia, Chocó y el Eje Cafetero por un lado –coincidiendo con intereses estratégicos del país paisa-, y por el otro a los otros siete departamentos caribeños. Así es el esquema que se ha propuesto desde la Oficina de Regionalización de Colciencias, el ente rector de la política de ciencia, tecnología e innovación. Ni más ni menos. No hay que preguntarse entonces el lugar de nacimiento de quienes gerencian ese organismo y esa oficina. Blanco es, gallina lo pone.
Desde el Caribe hay que tener nuevas formas de relacionarse con la Nación para impedir que manejos como el arriba anotado prosperen. Una nueva generación de interlocutores, enriquecida con los aportes de la academia, es necesaria para pensar de otra forma esa región que la población desea.


*Profesor universitario


albertoabellovives@gmail.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

Publicidad
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese