Indicadores económicos
2017-08-21

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-21

marea

Marea min.: -9 cms.

Hora: 05:43

Marea max.: 23 cms.

Hora: 23:11

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 10 a 24 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.7 a 1.5 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 29 ºC

Pico y placa
2017-08-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - -
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

Pan vivo

¿Te imaginas que mundialmente distribuyeran un pan que alarga la vida, permitiendo a quien lo coma no morir, que regenera, llena de dinamismo, fuerza interior y amor?

Es la Sagrada Eucaristía. Opera en el espíritu del hombre pero incide en sus potencialidades. Su poder se da en relación a la fe y a las disposiciones de quien la recibe. Jesucristo, con su cuerpo, alma y divinidad, se transforma en un pedazo de pan para entrar en comunión perfecta con quienes crean en Él, enlazando a quienes lo comparten:“Todos formamos un solo cuerpo, porque comemos todos del mismo pan”*.

Es un misterio enorme pero a la vez sencillo, lleno de la sabiduría y amor de Dios, expresado en la humildad de un pedazo de pan compartido, apoyado en el árbol de la vida, la cruz de Cristo, donde se entregó como cordero inmolado para salvar a la humanidad. Dios permite que esa acción antigua de su Hijo exista en todos los tiempos. Cada vez que en la Eucaristía se consagran pan y vino, las personas unidas espiritualmente, participan de la entrega de Jesucristo en el calvario. Dios escoge el elemento más simple y común de la alimentación de la humanidad para entrar a la intimidad del ser humano, para llenarlo con su gracia, ayudándole en la búsqueda de  la unidad como persona y la armonía con los  demás en la justicia, la paz y el amor.

En las lecturas de hoy, *día del “Corpus Christi”, recordamos cómo Dios liberó al pueblo de Israel y le dio agua y alimento en el desierto. Lo mismo que sigue haciendo con el “pan vivo”, que nos libera de la esclavitud del pecado, y nos da el alimento que erradica el hambre y la sed del hombre, pero de manera más definitiva.

En el evangelio dice Jesús: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo”*.

Si creyéramos, en espíritu y en verdad, en las palabras de Jesucristo y nos uniéramos en la mesa Eucarística, se derramaría sobre la humanidad una renovación en el amor de Dios. Amor capaz de transformarnos interiormente y como familia humana para lograr la plenitud y la felicidad, pero no buscándolas en el placer efímero sino en lo que nos hace mejores personas, uniendo nuestros sufrimientos, dificultades, inconvenientes y luchas internas con la cruz de Cristo y participando con Él en el gozo que sólo se vive en el bien, la integridad, el amor y la verdad.

El próximo 1º de julio celebramos la gran fiesta del Sagrado Corazón de Jesús y el 2 de julio la del Inmaculado Corazón de María. Preparemos nuestros corazones unidos a la Santa Eucaristía para el infinito amor de nuestro Dios expresado en el corazón de su Santísimo Hijo, quien se entregó por amor a la humanidad, y el de su madre, quien estuvo unida a Él con amor en alegrías y penas.

Con humildad, oración y alegría en el corazón, celebremos la certeza de que Dios nos ama infinitamente y que nos entrega el pan vivo bajado del cielo como el milagro de ese amor desbordante del corazón de su Hijo y de su Santo Espíritu.

Dt. 8, 2-3, 14b-16ª; Sal 147; Jn6, 51-58

*Economista, orientadora familiar y coach personal y empresarial.

judithdepaniza@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...." mundialmente

...." mundialmente distribuyeran" (¿?)...."salvar a la humanidad"... chinos, hindues y musulmanes son mas de la mitad de la población mundial.

Doctora Judith, es loable su

Doctora Judith, es loable su intento en difundir ese toque de espiritualidad. Pero los pobres somos siempre los que clamamos a Dios, los que vamos a misa, los que esperamos de él el milagro que nos alivie la situación, con gusto a falta de trabajo nos comemos el pan con agua y quedamos satisfecho. Distinto a los reacios, prepotentes, corruptos y demás que ni comiendo caviar se conforman, que tienen sus tres comidas libres y recursos por el fin de su vida para no pasar necesidades, porque se aliaron con el demonio para fregar a los pobres. Buen intento, ojala Dios la premie por eso.